De la mar y los barcosDestacado

Ybarra Panamá. “Bayano” (1976-1980)

El tercero de los cuatro barcos alquilados por Ybarra y Cía. a mediados de la década de los años setenta a la Compañía de Navegación Americana de Vapores SRL recibió el nombre de “Bayano”.  Rendía homenaje al negro cimarrón cuyo origen permanece en la nebulosa. Se dice que fue el más notable de los líderes de los esclavos que, huido del control de sus amos, se dedicó a realizar todo tipo de fechorías, atacando el tránsito del Camino Real y a los vecinos de Panamá y Nombre de Dios, causando enormes pérdidas a los colonos. El alzamiento de Bayano, al que sus seguidores auparon a la condición de rey, duró según las fuentes de 1552 a 1556 ó de 1556 a 1558. Su final no está claro. Unos dicen que cuando fue detenido se le envió a Sevilla y honrado –lo que resulta sorprendente, después de haber infligido tanto daño– y otros autores sostienen que murió ahorcado en Perú.  

Con los cuatro buques de esta etapa –los otros tres navegaron con los nombres de “Balboa”, “Bastidas” y “Belalcázar”–, Ybarra y Cía. abrió una nueva línea que hacía escala en varios puertos europeos importantes: Le Havre, Amberes, Rotterdam, Bremen, Hamburgo, Liverpool y Glasgow. Ello era consecuencia de su pertenencia a la conferencia de fletes River Plate-Europe-River Plate y los derechos de carga que la Administración Nacional de Puertos de Uruguay (ANP) tenía en Alemania, Holanda, Bélgica, Francia y Reino Unido. Puesto que la mencionada ANP no disponía de barcos, Ybarra le ofreció fletar espacios en los suyos, con lo cual el acuerdo fue de una trascendencia notable. La ley uruguaya disponía que el 50 % de las cargas de importación y exportación de Uruguay debían ser transportadas en buques de bandera nacional.[1] 

Así era la estampa marinera de los cuatro buques de la serie V de KPM
Así era la estampa marinera de los cuatro buques de la serie V de KPM

Construcción número 545 del astillero De Merwede S & M, en Hardinxveld (Holanda), fue botado el 2 de noviembre de 1957 bautizado con el nombre de “Van Heemskerck” y entregado el 21 de marzo de 1958 enarbolando la contraseña de la compañía Koninklijke Paketvaart Maatschappij (KPM). En su viaje inaugural y fletado por Holland America Line, zarpó el 5 de abril de Ámsterdam con un cargamento de coches que llevó a Ciudad del Cabo, continuando después directo a Japón.

Era el primero de una serie de cuatro cargueros de línea del tipo V bautizados con nombres de pintores holandeses y tenía acomodación para 12 pasajeros. Los tres restantes recibieron los nombres de “Van der Hagen”, “Van Spilbergen” y “Van Linschoten” y habían sido proyectados para atender el tráfico del archipiélago de Indonesia, aunque cuando entraron en servicio los planes habían cambiando y fueron destinados a cubrir la línea regular del denominado East Africa Service entre Ámsterdam y Hong Kong vía Ciudad del Cabo y puertos  intermedios.

La independencia de Indonesia en 1965 y los problemas surgidos después entre Holanda y Nueva Guinea, condujeron en 1966 a la decisión de reorganizar el transporte marítimo nacional. Razón por la cual se acordó la fusión de las compañías KPM y Koninklijke Java-China-Paketvaart Linjen NV (KJCPL), conocida también como Royal Interocean Lines (RIL), lo que se llevó a efecto el 1 de enero de 1967. En la misma operación se procedió a la fusión de las empresas filiales Hollandse Vrachtvaart Maatschappij (HVM) y Nederlandse Tank-en Paketvaart Maatschappij (NTPM), con lo cual la mencionada RIL, con sede en Amsterdam, tenía entonces una flota de 77 buques que sumaban 520.620 toneladas de registro bruto.

En su segunda etapa navegó con el nombre de “Straat Le Maire”
En su segunda etapa navegó con el nombre de “Straat Le Maire”

En 1966 se procedió al alargamiento del casco del buque “Van Heemskerck” y en 1967 pasó a manos de la Royal Interocean Lines rebautizado con el nombre de “Straat Le Maire”. En 1968 y 1969, en unión del buque “Straat Luzon”, ex “Van Spilbergen”, atendió una línea regular con base en Sydney y escalas en Hobart, Melbourne, Lourenço Marques, Durban, Ciudad del Cabo, Abidjan, Takoradi, Tema y Lagos, mientras que en los viajes de vuelta hacía escalas en Ciudad del Cabo, Port Elizabeth, Durban, Freemantle, Adelaide, Melbourne, Dunedin, Auckland y rendía en Sydney.

En febrero de 1976 fue inspeccionado en el puerto de Abidjan y poco después adquirido por la Compañía de Navegación Americana de Vapores SRL, abanderado en Panamá y rebautizado con el nombre de “Bayano”. Comenzó entonces una nueva etapa en la que enarboló la contraseña de Ybarra y Cía. La tripulación designada se hizo cargo del buque en abril de 1976 en el puerto de Rotterdam y cuando finalizó el contrato, procedió a su entrega en febrero de 1980 en el puerto de Bilbao. A continuación pasó a manos de la sociedad United Five Shipping Corp. y, con el nuevo nombre de “Tribute Five”, en junio del citado año arribó a Kaohsiung (Taiwán), donde se procedió a su desguace en la factoría Yung Steel Wire Co.

Su estampa marinera y, especialmente, los mástiles denotaban claramente su origen. Cuando salió a navegar era un buque de 5.924 toneladas brutas, 3.071 toneladas netas y 7.309 toneladas de peso muerto, en un casco de 127,80 m de eslora total -117 m de eslora entre perpendiculares-, 17,37 m de manga, 9,44 m de puntal y 7,62 m de calado.  Disponía de cuatro bodegas con una capacidad de 8.778 metros cúbicos.

En 1966 se le añadió una nueva sección de 18 m, que se convirtió en la bodega número tres dotada de una grúa hidráulica –la cubicación total sumó 9.259 metros cúbicos–, mientras que la bodega número cuatro estaba preparada para el transporte de líquidos. La eslora aumentó a 145,80 m y el rearqueo quedó en 6.827 toneladas brutas y 8.453 toneladas de peso muerto. Estaba propulsado por un motor diesel que le permitía mantener una velocidad de 14,5 nudos. Código IMO 5376129.

Fotos: Fernando Estrañi (vía Alberto Mantilla), Richard Matterson y Cris Howell (shipspotting.com).

Nota:

[1] Castillo Dueñas, Adolfo e  Ybarra Mencos, Iñigo. La naviera Ybarra. p 350. Sevilla, 2004.

Anterior artículo

“Juan March”, 50 años después

Siguiente artículo

Biomca Química produce y exporta cloro desde el puerto de Santa Cruz de Tenerife