El mundo de la aviación

Vulkan Air y su primer Antonov An-26B carguero

En la foto de José M. Deza vemos al avión Antonov An-26B, matrícula UR-CQD, estacionado en el aeropuerto de Barcelona. Propiedad de Vulkan Air, con sede en Kiev (Ucrania), se trata de una compañía de carga que tiene licencia EASA para volar en el espacio aéreo europeo. Tiene una librea llamativa en la que domina el color azul y es una de tantas empresas de reciente creación que tratan de mantener su presencia en un sector altamente competitivo.

Producido en Kiev en tiempos de la URSS, el avión Antonov An-26 –conocido como “Curl” en el lenguaje de identificación de la NATO– es una versión de transporte táctico militar derivado del Antonov An-24. La parte trasera del fuselaje está reforzada con una rampa de carga. En total, se fabricaron 1.403 unidades entre 1969 y 1986, aunque el prototipo realizó su primer vuelo en abril de 1963. El año de mayor producción fue en 1979, con 149 aparatos.

Existen diferentes variantes, entre ellas el An-26B, que es el que nos ocupa, introducido en 1980 y propulsado por motores Ivchenko Al-24T, de 2.793 caballos de potencia cada uno, aunque siguen siendo muy ruidosos y le permite mantener una velocidad de 435 km/h. Puede transportar 40 pasajeros o 5.500 kilos de carga y en sus orígenes llevaba cinco tripulantes técnicos: dos pilotos, un operador de radio, un ingeniero de vuelo y un navegador.

El que vemos en la imagen se estrenó en septiembre de 1980 con la compañía soviética Aeroflot (CCCP-26014) y a partir de 1992 ha pasado por otros cinco operadores, hasta junio de 2017, en que llegó a su actual propietario.

Foto: José M. Deza

Anterior

Cuatro cajones de hormigón embarcan en Algeciras para Rusia

Siguiente

La fructífera estela del aviador Francisco Andreu Plaza