Arte, Arquitectura y Patrimonio

Vista aérea de la barriada García-Escámez (1944)

La fotografía aérea fechada en 1944 cuando acontecía la Segunda Guerra Mundial y tomada por el extraordinario fotógrafo tinerfeño Adalberto Benítez, nos muestra una interesante panorámica sobre la zona de La Abejera, donde se localiza la barriada García-Escámez. La iglesia de San Fernando Rey y la plaza que le precede –todavía no está construido el mercado, el cine ni la avenida en homenaje a su promotor– se convierte en una referencia visual.

El proyecto, muy interesante desde el punto de vista urbanístico, consta de tres tipos de viviendas y consiste en una pequeña ciudad dotada de sus principales equipamientos y casas dignas para familias obreras sin merma de calidad y espacios. Era frecuente –y lo sigue siendo en la actualidad– que los habitantes de este barrio refieran “ir a Santa Cruz” cuando tienen que desplazarse al centro de la capital, debido a la distancia existente.

El trazado de la carretera general de El Rosario hacia Chamberí discurre entre fincas y cruza una parte de la barriada García-Escámez, una de las obras emblemáticas del Mando Económico de Canarias, promovida en tiempos del capitán general Francisco García-Escámez e Iniesta y proyectada por el arquitecto Enrique Rumeu de Armas. 

Aparece también el embalse cuyo espacio ocupa en la actualidad y toma nombre la zona conocida como “la charca” en la barriada Divina Pastora. El patronato La Candelaria construiría en la década de los años cincuenta y sesenta una obra notable, formada por 527 viviendas en los solares contiguos a la barriada García-Escámez.

Se observan los terrenos donde casi dos décadas después serían construidos los grupos de DISA y CEPSA en Tío Pino, así como otras urbanizaciones contemporáneas posteriores –caso de Los Gladiolos y alrededores– e industrias tabaqueras y cafeteras.

En la fotografía aparece perfectamente definida la avenida de Benito Pérez Armas, con la prisión provincial proyectada durante la Segunda República y aún en obras y también se aprecia el trazado de lo que más tarde sería la Avenida de Reyes Católicos, en la actualidad el acceso principal a Santa Cruz de Tenerife tras la confluencia de las autopistas del Norte y del Sur.

Foto: Benítez / archivo López Solás-Fernando de Ory, vía Agustín Miranda Armas (Fotos antiguas de Tenerife)

Anterior

El crucero “Baleares” y el combate de Cabo de Palos (1938)

Siguiente

En homenaje a Manuel Ortega, empleado de Iberia en La Palma

Sin comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *