Acontecer marítimoDestacado

Vicente Boluda acaricia el liderazgo mundial del remolque

Vicente Boluda esboza una sonrisa complaciente cuando le preguntamos si está cercano el día en que Boluda Towage sea el primer operador mundial en el sector del remolque. “Pues está muy cerquita”, afirma. Le conocemos desde hace años y cada encuentro siempre tiene provecho. Vicente Boluda es directo en su conversación y en sus respuestas. “Ya me conoces, Lorenzo, no me ando por las ramas”. Y tanto que es así. Cuando le recordamos su intervención en la asamblea de ANAVE –de la que es presidente– y en la que dijo que “España necesita una política nacional de Marina Mercante”, la respuesta del naviero valenciano es inmediata y contundente: “Cero”. ¿Cero?, le preguntamos. “Cero, sí”, repite con contundencia.

Entramos de lleno en la entrevista mientras Vicente Boluda saborea un café y agua mineral sentados en la cafetería del Casino de Tenerife. Joaquín Quiles, su hombre de confianza en Canarias –a quien conocemos desde hace más de treinta años–, observa el desarrollo del encuentro con marcada prudencia, como le caracteriza. 

¿Está cercano el día en el que Boluda sea el primer operador mundial en el sector del remolque?

VB. “Pues está muy cerquita”.

¿Cuánto de cerquita?

VB. “Creo que no pasará más de siete u ocho meses”.

Hemos visto una expansión hacia el mercado asiático, ¿va por ahí el crecimiento para alcanzar la primera posición?

VB. “Yo creo que el crecimiento, tal y como está previsto, va a estar por todos lados, pero fundamentalmente va a haber una parte importante de mercado asiático, de aquella zona, sobre todo mirando al Pacífico…”

Otra de las facetas notables de Boluda es el transporte y las terminales de contenedores. ¿Está satisfecho con la entrada de DIF Capital Partners?

VB. “Sí, porque es como han hecho todas las navieras grandes, solo que nosotros hemos aplicado un pelín más de salsa al tema. Quiero decir que prácticamente tanto CMA como MSC y como otros han vendido el 50% a determinados fondos e infraestructuras que lo que aportan es capital, músculo y capacidad para seguir creciendo. Nosotros hemos hecho lo mismo, solo que en lugar del 50-50, en este caso es 51-49 y el 51% lo tenemos nosotros. Estamos muy satisfechos, y no solo por el peso económico, que es importante, sino porque fundamentalmente es un compañero de viaje notable. Ahora estamos acometiendo la terminal de Santander, la nueva terminal de Cádiz, nos estamos metiendo en inversiones de 100, 150 millones de euros. Tienes que tener no solo quien te ayude para aportar casi el 50%, sino también apoyos y contactos que te ayuden a sacar financiación para esos proyectos, es decir, tienes que tener las dos cosas y es algo muy importante para este negocio”.

¿La terminal de Santander está llamada a tener un mayor protagonismo con el norte de Europa?

VB. “Por supuesto. La terminal de Santander, ya de salida, va por una nueva ampliación. Tiene mucho futuro, se trata de un enclave privilegiado y añadirá un gran valor a las operaciones de la región”.

En cuanto a Boluda Lines, ¿cual cree usted que poder ser su proyección a corto y medio plazo?

VB. “A corto plazo seguiremos haciendo lo que estamos haciendo y a medio plazo pensamos en Europa, como en su momento pensamos con los remolcadores. A mí Europa siempre me ha gustado mucho, pues desde Europa hemos ido a otros sitios. Europa es lo más importante del mundo. El día que no seamos Europa, que Dios nos coja confesados. Europa es y será un punto importante y luego, por naturaleza, seguiremos trabajando en África y echaremos una mirada al Mediterráneo, pero solo una mirada”.

¿Qué valoración hace usted del servicio Daily Canarias?

VB. “Pues está resultando una experiencia interesante, donde alguien que quiere enviar una mercancía que sabe que la manda hoy para que salga hoy y si no sale hoy, porque pasa cualquier cosa, pues sabe que sale mañana y no tiene que esperar una rotación de una semana. Para el mercado canario se trata de una oportunidad magnífica”.

¿Le ha quedado una espina de no hacerse con Trasmediterránea?

VB. “Uno siempre tiene una espina en esta vida con todo aquello que no puede alcanzar (risas). Siempre me ha quedado una espina, desde luego, ¿cómo no me va a quedar? y quien diga lo contrario, miente”.

En su condición de presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), alertaba usted tiempo atrás de “retrasos inadmisibles” en el Corredor Mediterráneo. ¿En qué situación se encuentra esa cuestión?

VB. “El corredor sigue avanzando, no a la velocidad que nosotros desearíamos que fuera, pero por lo menos sigue avanzando. Los plazos se van retrasando y no me cabe la menor duda de que desde Murcia hasta la frontera francesa el corredor estará prácticamente terminado en 2025 ó 2026. Ahora, de Murcia a Algeciras, pues no sé cómo van a ser los plazos, porque el paso por Almería eso es como con aquellas películas western que se hacían por allí hace unos años, debido sobre todo a la aridez del tema y de momento no hay nada”.

Empresarios como usted han demostrado capacidad de adaptación y de reinvención en situaciones de crisis y cada vez es mayor el peso de AVE en el concierto nacional. ¿Cuál es el escenario de 2022?

VB. “Afortunadamente ya estamos casi acabando 2022, pero yo más bien hablaría del invierno, o de lo que nos espera de aquí a primavera. El invierno creo que va a ser bastante complicado económicamente… tengo fe en que los augurios no sean tan malos como nos están haciendo ver algunos, pero le aseguro que va a ser complicado. Todo esto de las guerras lo complican mucho en todos los aspectos, tanto en lo moral como en lo ético y sobre todo en lo económico. Solo nos falta que al chino se le ocurra mandar un avioncito a la isla de enfrente y entonces ya la hemos pillado”.

Dijo usted en su intervención en la asamblea de ANAVE, que “España necesita una política nacional de Marina Mercante”.

VB. “Estoy totalmente convencido”.

Esas reformas estructurales que usted demanda como presidente de ANAVE, ¿en qué situación se encuentran?

VB. “En cero”.

¿En cero, cómo va a ser eso?

VB. “En cero, sí, en cero. Claro que necesitamos una política de Marina Mercante, o al menos tener un plan trazado a cinco o diez años. Creo que estamos en un momento en que todos los gobiernos importantes están haciendo de la Marina Mercante una política pensada y con un plan, pero en España estamos en cero. Cero. Cero es cero”.

Proponía usted, entonces, un Ministerio del Mar o al menos una Secretaría de Estado de Transporte Marítimo. Entiendo que no ha encontrado el eco que cabría esperar por parte de la Administración

VB. “Me referí a un Ministerio de Marina Mercante tirando a lo alto, pero queremos algo parecido a como lo tiene Inglaterra, Francia u otros países. En España tenemos más costa que nadie y sucede, además, que tenemos unos Pirineos complicados. Francia no va a facilitar absolutamente nada. Mire lo que ha pasado ahora con el gasoducto MidCat. Puede que estemos en Europa y que las cosas fluyan, pero van con cierta tranquilidad, con lo cual hay que presentar un plan. Me parece maravilloso y fenomenal que la querida ministra de Industria que tenemos alabe la capacidad de España con el gas en Europa, pero ¿tienes algún plan de regasificadoras en los puertos?, ¿tienes algún plan de flota? ¿de qué estamos hablando? Sino un Ministerio, que igual es mucho pedir, al menos sí una Secretaria de Estado que fije posturas para que el sector marítimo tenga las ideas claras y sepamos por dónde hay que ir.

Todos sabemos que las cosas se cuecen en las Secretarías de Estado y lo que ahí se acuerda se remata después en el Consejo de Ministros. Pero no se puede meter a la Marina Mercante en el mismo saco que a los trenes, los camiones, las carreteras y los pantanos, porque se trata de algo muy diferente. Es mi opinión”.

¿Cree posible que el Segundo Registro de Canarias sea más competitivo frente a otros registros ‘competidores’?

VB. “El Segundo Registro de Canarias se ha quedado obsoleto totalmente. Hace años que desde ANAVE estamos pidiendo que se adapte a los nuevos tiempos. La prueba evidente es que cada vez tiene menos barcos y los que tiene están porque no se pueden ir a otro lado”.

Ha dicho usted que la organización actual del sistema portuario español no es adecuada y que “desde Madrid no se ve el mar”. ¿Seguimos igual?

VB. “Eso sigue igual. Mi planteamiento es diferente al actual, sobre todo con la naturaleza autonómica que tiene España. Los puertos deben de ser para quienes los sufren, tanto en la parte negativa como en la positiva. En Europa son propiedad de los territorios, de los ayuntamientos y además deberían volver a aquéllos, sino todo esto es muy difícil. Hacer comulgar a una ciudadanía con un puerto si el puerto es una cosa aparte, es un tema complicado y más si el puerto es algo que se lleva desde un punto central. Salvo que nuestro Estado cambiara todo y pasáramos de las autonomías a un Estado centralista, pero como usted sabe eso no va a ocurrir.

Y desde Madrid… si queremos un Estado descentralizado y un Estado con autonomías, habrá que repartir mejor determinadas cosas. No hablo del Tribunal Supremo o de las Cortes u otros organismos, sino de aquellos otros que bien podrían estar repartidos en diferentes comunidades, de modo que si no es así todo es más complicado.  Sería bastante lógico que Puertos del Estado estuviera en Cádiz, La Coruña, Barcelona, Bilbao o Valencia, por citar algunos, es decir, en algún puerto importante y no en Madrid”.

Una última cuestión. Aunque esta pregunta tendría que hacérsela a su hijo Vicente como presidente de ANARE, ¿cuál es el momento de la patronal del remolque en España y cuál su papel en Europa?

VB. “El momento de la patronal ANARE en España es sencillamente magnífico, es muy bueno. Es una asociación que agrupa al cien por cien del sector. La afiliación no es obligatoria, esto no es un sindicato vertical (risas), pero el hecho de que tenga el 100% de las empresas sectoriales proporciona una fuerza importante. Y fuera de España, ANARE tiene mucha fuerza en Europa y aunque está mal que yo lo diga yo, pero es verdad, es por nosotros, por Boluda Towage, porque somos la primera compañía de remolque de Europa”.

Los encuentros con Vicente Boluda hablando del sector siempre son provechosos

Fotos: Carl Carsten cedidas para puentedemando.com. Nuestro agradecimiento.

Anterior

Óptima puntualidad en la línea Algeciras-Ceuta en plena OPE

Siguiente

Emirates selecciona TCP’s en Madrid, Burgos y Bilbao

2 Comentarios

  1. sergio
    14 septiembre, 2022 at 1:20 pm — Responder

    ENHORABUENA que otro español sea un referente económico internacional, por eso me lo pone muy difícil comentar esto, pero como en esta visita a «Tenerife y Las Palmas, para entendernos» como en otras que tuvo y para el premio Canarias de este año que hablaba del muelle de La Esfinge que habían recortado o de las nuevas terminales de contenedores de Boluda o Terminales de Cruceristas por doquier, le pedimos más información como puede ser que le valga su entrevista para el territorio peninsular todo conectado pero aquí no; ¿Y para cuando los Remolcadores Europeos de Fairplay-Odiel-Las Palmas, y que ya no quiere venir de la mano de MSC Terminal de contenedores del muelle León y Castillo de La Luz y Las Palmas de Gran Canaria, como dicta el Manual de los 8 Remolcadores del Puerto de Las Palmas 2003-2009 y en Tenerife 6?.
    «Y no mientan, que para eso ya estamos nosotros».
    Si los puertos generales fueran autonómicos o del ayuntamiento habría más problemas entre otros con la redistribución que se hace desde Madrid de los cuantiosos y necesarios a veces de los Fondos Europeos, aparte de los Fondos infrautilizados de por ejemplo tener un puerto fantasma como el de Tasacorte en la isla Canaria de La Palma y ahora a raíz del volcán al lado del pueblo fantasma de Puerto Naos con muchos gases inhabitables; Pero al Puerto Canario autonómico de Playa Blanca de Lanzarote le ha ido muy bien su ampliación que no quisieron para el de AGAETE ni le va mejor al Puerto nacional de Granadilla de Tenerife y Arinaga o La Esfinge de Las Palmas con vetos a las Regasificadoras que se veían venir.

  2. Pepe
    14 septiembre, 2022 at 11:22 pm — Responder

    Perfectamente de acuerdo con el Sr. Boluda, tener una política de marina mercante no es de derechas o izquierda, es país y punto. Pero a la derecha trabajar en lo que no sea ladrillazo o enchufazo se la trae al pairo y la izquierda si lo pide un empresario lo hace con quince años de retraso y pisando cinco callos.
    Y toda la razón con lo de la dirección de puertos, a ver cómo desde Madrid que no tiene ni río se va a regular o promover los puertos. Y otros sectores de los que solo disfrutan pero no sufren como las centrales eléctricas. Además que pintan todas esas direcciones en Madrid. En Alemania o USA no es así si quieren tomar ejemplo.
    Parece un gran tipo, desde luego.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *