Armada Española y Marina MilitarDestacado

Veinticinco singladuras a vela por el Atlántico hacia poniente

El buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”, que se encuentra realizando su XCI crucero de instrucción de guardiamarinas, ha completado su séptimo cruce del océano Atlántico íntegramente a vela, sexto navegando hacia poniente, en sus 91 años de servicio, informa la Armada española. El veterano bergantín-goleta zarpó el pasado 21 de enero desde Santa Cruz de Tenerife, dio su aparejo de cuchillo como despedida y comenzó su navegación mixta hasta las 21 h de ese mismo día, momento en el que, tras recorrer 25 millas náuticas y estando al través de Punta de Abona, paró su motor principal e inició un periodo de 25 singladuras en las que ha navegado ininterrumpidamente a vela.

Durante estas 25 singladuras el buque-escuela ha navegado 3.092 millas náuticas, dando un total de siete bordos hasta su fondeadero en la isla de St. Thomas (Islas Vírgenes), donde la dotación y guardiamarinas, además de realizar diferentes actividades de adiestramiento náutico-marinero, trabajaran en la preparación este bergantín-goleta para afrontar sus futuros compromisos institucionales y protocolarios en Puerto Rico.

El primero de estos siete bordos, el de mayor longitud, fue de 848 millas, hasta alcanzar la latitud 18º30N, a unas 100 NM al NW del archipiélago de Cabo Verde, efectuándose la primera virada por redondo. A continuación, se dieron 6 bordos más, con el fin de mantenerse entre los paralelos 17 y 21N, área donde en esta época del año se dejan sentir con más periodicidad e intensidad los vientos alisios y, sobre todo, se registra un menor número de encalmadas.

 Durante este tránsito, el de mayor duración y primordial para conseguir la total cohesión y el necesario nivel de adiestramiento de la dotación y guardiamarinas para la navegación a vela, se han tocado un total de 15 maniobras generales, se ha dado todo el aparejo en tres ocasiones, y se ha alcanzado una velocidad máxima a vela de 14 nudos, en la singladura del pasado 30 de enero que, además, fue en la que se navegó un mayor número de millas náuticas, concretamente 223, promediando una velocidad de 9,29 nudos.

Finalmente, para celebrar la consecución del hito, se realizó a bordo un sencillo acto, tocando maniobra general al alcanzar la isla de Anegada. Durante el acto, los contramaestres dieron una simbólica chiflada de “listo” en cada uno de sus palos, seguida por una chiflada de “listo general” del contramaestre de cargo, y finalizando con la felicitación del comandante del buque, el capitán de navío Ignacio Paz García, a todo el equipo del buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”, que una vez más han demostrado que todos son necesarios e importantes.

Foto: cedida

Anterior artículo

La gabarra “Patagonia 100”, al servicio de Península Petroleum

Siguiente artículo

La incertidumbre del Brexit lleva a Flybmi a la quiebra