Acontecer marítimoDestacado

Varapalo de la Audiencia Nacional al IV Acuerdo Marco

La Audiencia Nacional ha estimado la demanda presentada por la Asociación Estatal de Empresas Operadoras Portuarias (Asoport) en sus desacuerdos con el IV Acuerdo Marco para la regulación de las relaciones laborales en el sector de la estiba y ha declarado nulos completos o parciales nueve artículos, entre ellos el artículo 11 que hace referencia a la relación laboral especial.

Asoport había presentado demanda contra los firmantes del acuerdo, es decir, la patronal ANESCO y los sindicatos Coordinadora –mayoritario en el sector– y CC.OO. Pero sucede, además, que la Audiencia Nacional también ha anulado la disposición adicional séptima del IV Acuerdo Marco, fruto del pacto entre los demandados y cuya publicación se ordena mediante resolución de 7 de julio de 2017, de la Dirección General de Empleo, que sería posteriormente modificada según resolución de 7 de marzo de 2018, según detalla la edición digital del periódico económico Cinco Días.

A mayor abundamiento, la Sala de lo Social entiende que el Acuerdo Marco de la estiba contraviene los reales decretos-Ley 9/2019 y 8/2017, va en contra del artículo 49 del Tratado de Fundación de la UE, que prohíbe las restricciones a la libertad de establecimiento de los nacionales de un Estado miembro en el territorio de otro Estado miembro y se manifiesta contrario a las sentencias del Tribunal de Justicia de la UE de 11 de diciembre de 2014 y 11 de febrero de 2021.

Vamos por partes. Entienden los magistrados que el artículo 6 se traduce la “plasmación escrita del acceso a un sistema monopolístico de la mano de obra” a través de las Organizaciones de Empresas de la Estiba (OEE) y se trata de un sistema “abiertamente anticompetitivo y expresamente declarado ilegal” por el TJUE.

El capítulo que regula la selección de personal ha sido anulado por exigir al estibador la superación de unas pruebas de capacitación a nivel de puerto que exceden de los requisitos del RD-ley 8/2017. Se indica que se trata de una situación de “control sindical del acceso, pues sin el necesario consentimiento de la representación de los trabajadores no es posible el acceso”.

El artículo 10, también anulado, concerniente a las condiciones de trabajo, la Sala de lo Social entiende que el apartado primero impone a las empresas estibadoras la obligación de solicitar a las OEE los trabajadores portuarios que necesiten, cuya adscripción se realizará mediante el sistema de rotación.

En el artículo 12, la Sala de lo Social considera que se daña la organización de las estibadoras cuando se reconoce a la OEE como único competente para la clasificación profesional, así como para establecer los sistemas para la promoción profesional del personal estibador.

En cuanto a la disposición adicional séptima, que habilita la subrogación convencional obligatoria, el Alto Tribunal la considera contraria al principio de igualdad e inconstitucional.

Foto: Antonio Alcaraz

Anterior artículo

El desguace del pesquero “Baffin Bay”, bajo sospecha

Siguiente artículo

El éxito del avión soviético Lisunov Li-2, copia del DC-3