De la mar y los barcosDestacado

“Valmaseda” (1957-1975), primer petrolero de Naviera Vizcaína

El Tipo T del Plan de Nuevas Construcciones de la Empresa Nacional Elcano de la Marina Mercante correspondía sobre el proyecto a diez buques de 19.500 toneladas de peso muerto cada uno, que después se amplió en otras dos unidades contratadas por los armadores griegos Catapodis y Miliangos. Sin embargo, el contrato fue rescindido y ambas unidades pasaron a formar parte de la flota de Empresa Nacional Elcano, en la que navegaron con los nombres de “Compostilla” y “Ribagorzana”.

Las compañías beneficiarias del programa de petroleros de ENE fueron REPESA (“Escatrón”, “Escombreras”, “·Puertollano”, “Puentes de García Rodríguez” y “Mequinenza”), Naviera Vizcaína (“Valmaseda” y “Durango”), Naviera de Castilla (“Bonifaz” y “Piélagos”) y CEPSA (“Astorga”), aunque del mismo modelo, aunque con algunas variaciones entre los primeros y los últimos, fueron construidos otros barcos para CEPSA (“Albuera”), Transportes de Petróleo (“María de los Dolores” y “Río Cubas”) y Naviera Artola (“Artola”).

En su momento fue el buque mayor construido en Ferrol
En su momento fue el buque mayor construido en Ferrol

El quinto de los petroleros del tipo T recibió el nombre de “Valmaseda” (T-5) y con éste y su gemelo “Durango” (T-6) inició Naviera Vizcaína su andadura, que fue realmente exitosa en sus primeros años, pues se convirtió en una de las mejores empresas navieras del país. Contratado en el astillero de la Empresa Nacional Bazán, en Ferrol, de cuya factoría era la construcción número 108, el 5 de septiembre de 1956 se puso en grada el primer bloque de su quilla. Era el quinto petrolero construido en el plazo de tres años, precedido por los buques “Almirante F. Moreno”, “Almirante S. Vierna”, “Puertollano” y “Puentes de G. Rodríguez”.

El 12 de julio de 1957 se procedió a su botadura con el ceremonial acostumbrado, en la que actuó de madrina la marquesa de Unzá del Valle, esposa del almirante Rotaeche. En 38 segundos resbaló por la grada en maniobra dirigida por el director del astillero, el ingeniero naval julio Murúa y en aquel momento era el buque mayor construido en el mencionado astillero ferrolano. Después de realizar las pruebas de mar, el 17 de diciembre siguiente fue entregado a sus propietarios, en presencia del almirante Bastarreche y otras autoridades y ese mismo día se hizo a la mar rumbo a Cartagena[1].

El casco del petrolero “Valmaseda” entra en contacto con el agua
El casco del petrolero “Valmaseda” entra en contacto con el agua

El petrolero “Valmaseda” entró en servicio fletado en “time charter” a REPESA transportando petróleo crudo desde el Golfo Pérsico y el norte de África hasta la refinería de Escombreras. En su estreno cargó en Banias (Siria) y después del cierre del canal de Suez hizo viajes desde las terminales petroleras del Mediterráneo –Argelia, principalmente– a las refinerías españolas para las que estaba contratado, alternando con cargamentos de fueloil fletado por CAMPSA, ocasión en la que lo vimos en varias ocasiones atracado en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, en unión de su gemelo “Durango”.  

Sin embargo, en la historia del petrolero “Valmaseda” encontramos un hito importante. El 22 de enero de 1964 arribó al puerto de La Coruña con el primer cargamento de 18.000 toneladas de crudo libio para la refinería de Petroliber. El 18 de marzo siguiente, el petrolero “Campante”, de la flota de CAMPSA, cargó el primer destilado de gasoil que llevó al puerto de Gijón. En la España de la época este tipo de acontecimientos eran muy significativos, pues contó con la presencia del embajador de Libia en España, Adbelsafi es-Sanín y el alcalde Eduardo Sanjurjo de Carricarte. La refinería fue inaugurada el 11 de septiembre del citado año, en presencia del entonces Jefe del Estado, con el boato de los grandes fastos.

En su etapa italiana navegó con el nombre de “Caraibi”
En su etapa italiana navegó con el nombre de “Caraibi”

Después de 18 años de servicio enarbolando la contraseña de Naviera Vizcaína, en noviembre de 1975 el petrolero “Valmaseda” fue vendido a la compañía italiana Misano di Navigazione Spa, con sede en Palermo. Rebautizado “Caraibi”, en 1984 fue vendido a Trasporti Riuniti Spa di Ravenna y siguió navegando hasta enero de 1985, en la que fue vendido para desguace y desmantelado en La Spezia.

De 12.707 toneladas brutas, 7.234 toneladas netas y 20.649 toneladas de peso muerto, desplazaba 26.100 toneladas, en un casco de 172,16 m de eslora total -161,55 m de eslora entre perpendiculares-. 21,75 m de manga, 11,92 m de puntal y 9,23 m de calado máximo. Podía cargar 25.551 metros cúbicos y estaba propulsado por un motor Götaverken, con una potencia de 7.250 caballos, que le permitía mantener una velocidad de 14 nudos. Consumía fuel, a un régimen de 23,5 toneladas por singladura y tenía almacenamiento para 2.281 toneladas. Código IMO 5375929.

Nota:

[1] ABC, 19 de diciembre de 1957.

Bibliografía:

ABC, 19 de diciembre de 1957.

Díaz Lorenzo, Juan Carlos (2004). “Empresa Naviera Elcano. Seis décadas de historia”. p. 305. Madrid. Empresa Naviera Elcano.

Ferrer Arellano, Javier (2012). “Naviera Vizcaína, S.A. Breve historia resumida”. Publicado el 4 de diciembre de 2012 en el blog javierfarellano.blogspot.com.

Fotografías: Archivo de Javier Ferrer Arellano y Giovanni Pedito.

Anterior artículo

Capilla de Kamppi

Siguiente artículo

“L’ Austral”, el lujo hace escala en Cádiz

1 comentario