Cultura NavalMarina Militar

Una reliquia del gran submarino “Almirante García de los Reyes”

El 30 de diciembre de 1981, el excelente submarino español S-31 «Almirante García de los Reyes» efectuaba su última singladura en aguas de Cartagena, quedando atacado en la Base de Submarinos donde el 1 de abril de 1982 se le arriaría definitivamente la bandera y causó baja en esa fecha en la Lista oficial de Buques. Poco después sería subastado como chatarra, siendo adjudicado (en algo más de 18 millones de pesetas) al empresario Navarro Francés que lo desguazaría en las instalaciones del muelle de El Espalmador entre febrero y abril de 1983.

Por aquellas fechas, un servidor fue alguna que otra vez al desguace y previo permiso del encargado, me dejaban hacer fotos del proceso de desarme. Como quiere decirse que fui en reiteradas ocasiones, les solía regalar alguna foto, en compensación a su buena disposición, y al final me gané la confianza de los trabajadores, y un buen día uno de ellos me sorprendió haciéndome un regalo muy original, que desde entonces conservo con cariño.

Se trataba de lo siguiente: el propio jefe y dueño del desguace le había encargado a uno de los sopletistas que le sacara, de un trozo del «casco resistente» del submarino, algo así como media docena de pequeños mapas de España, cortados artesanalmente con el soplete, para hacer con ellos otros tantos «pisapapeles»…

El operario ejecutó la orden de su jefe, pero debió tomarle el gusto al encargo e hizo alguno más de la media docena prevista, de modo que como «pago» por algunas fotos que yo le había regalado, me obsequió con uno de esos mapas de España, hecho como digo con un trozo de casco resistente del submarino, puesto sobre una pequeña cornamusa de las que debía tener por allí procedente quizás de otro barco desguazado.

Toda una curiosidad que lleva conmigo desde 1983, y que hoy muestro a mis amigos. Junto a esa peculiar «escultura», os pongo una imagen del citado submarino, saliendo a la mar desde su base de Cartagena, al pasar justamente frente a las instalaciones donde terminaría siendo desguazado.

Una de las reliquias procedentes del submarino "Almirante García de los Reyes"
Una de las reliquias procedentes del submarino «Almirante García de los Reyes»

Fotos: Casaú y Diego Quevedo Carmona

Anterior artículo

La cabina de mando del avión soviético Ilyushin Il-62

Siguiente artículo

La comunidad de vecinos “The World” se despide de Tenerife