La Palma, una Isla del Atlántico

Una parada entre Santa Cruz de La Palma y Barlovento

Con frecuencia aparecen fotos de grupos de viajeros de las guaguas que en otro tiempo hicieron posible el transporte insular de personas en la isla de La Palma. Algunas, como la que acompaña, son de buena calidad y nos permite apreciar el buen vestir en unos tiempos de estrecheces económicas. La guagua cubría la línea Santa Cruz de La Palma-Barlovento y aprovechando una parada el fotógrafo tomó esta imagen que ahora, de la mano de José Ayut Santos, nos llega para el recuerdo de un ayer cercano.

En aquel tiempo, y durante muchos años, la carretera del norte era una carretera estrecha, de tránsito lento de las guaguas y los camiones y las temibles curvas de San Juanito, que tanto imponían a propios y extraños. Y nos hace recordar la parada obligada en Casa Ferraz, donde está tomada la fotografía, situada a la vera de la carretera general a su paso por el barrio de El Granel, donde dicen El Corcho, en el municipio de Puntallana. Además de las guaguas, allí paraban los camioneros, transportistas y viajeros que transitaban por la citada vía que enlaza Santa Cruz de La Palma con los pueblos del noreste y norte de la isla hasta llegar a Garafía.

Un viaje de cinco horas por lo general entre Santa Cruz de La Palma y Santo Domingo de Garafía, entonces por pistas de tierra a partir de Barloveno y barrancos salvados por puentes de madera, entre curvas y más curvas. Había ocasiones en las que coincidían en la venta de Ferraz dos, tres o más guaguas, las que iban y las que venían, con lo que se formaba un gentío y colas, pero en la sociedad palmera de la época no había prisas.

Foto: vía José Ayut Santos

Anterior artículo

El ferry “Finnjet” (1977-2007), icono naval de Finlandia

Siguiente artículo

Flota de la CAVN: “Apure” (1978-1993)