El mundo de la aviación

Una imprudencia acaba en tragedia en St. Marteen

Es conocida la afición de muchos turistas para presenciar el aterrizaje y despegue de los aviones desde la playa Maho, situada en la cabecera de la pista del aeropuerto “Princess Juliana”, en la isla de Saint Marteen. A pesar de las advertencias de las autoridades, el hecho de que las aeronaves sobrevuelen a pocos metros sobre las cabezas de los bañistas en el momento de tomar tierra o inicien la carrera de despegue (efecto “jet blast”), genera un gran curiosidad y en esta oportunidad ha acabado en tragedia.

Una turista neozelandesa de 57 años falleció hace dos días después de golpearse la cabeza contra el suelo tras perder el equilibrio provocado por el remolino de un avión B-737 de Caribbean Airlines, aerolínea nacional de Trinidad y Tobago. Aunque en el pasado se han producido heridos de diversa consideración, este ha sido el primer caso de un fallecido, leemos en The Washington Post.

Foto: twitter

Anterior artículo

Navantia comienza el montaje del petrolero “Monte Urbasa”

Siguiente artículo

"Hilli Episeyo", primer metanero reconvertido en FLNGV