De la mar y los barcosDestacado

Una explosión provocó el final del petrolero ex “Calatrava”

En nuestro anterior artículo nos referíamos al trágico final del petrolero “Elcano, el más moderno entonces de la flota de la Empresa Nacional Elcano de la Marina Mercante, ocurrido en noviembre de 1971 tras varias explosiones en dos tanques de carga, con un saldo de cuatro tripulantes desaparecidos. Su gemelo “Calatrava” (IMO 6510588), en servicio desde mayo de 1965 y propiedad de REPESA, tuvo también un triste final.

Vendido en 1985 a Leviathan Shipping Co. Ltd., abanderado en Chipre y renombrado “Alina P”, el 30 de diciembre de 1991 se produjo una explosión en un tanque de carga cuando navegaba en lastre de Sao Sebastiao (Brasil) a Campos Fields. Para evitar su hundimiento, el buque quedó varado con los tanques inundados y posteriormente se partió en dos.

En febrero de 1992 comenzaron los trabajos de remoción y sus restos mayores se hundieron en abril siguiente, a unas cien millas al SE de Sao Sebastiao.

El petrolero "Alina P", en vísperas del final de su vida marinera
El petrolero «Alina P», en vísperas del final de su vida marinera
El petrolero "Alina P", ex "Calatrava", fondeado en Guanabara Bay
El petrolero «Alina P», ex «Calatrava», fondeado en Guanabara Bay

Fotos: Rafael Ferreira Viva y Edison de Lima Lucas (shipspotting.com)

 

 

Anterior artículo

El remolque del buque “Evrima” llega al puerto de Santander

Siguiente artículo

Fedeport quiere meter un “caballo de troya” en Tenerife