Del Cronista Oficial

Una Estrella DIR para el ingenio Zulay de los hermanos Medina

Siguiendo la estela del buen y bien hacer de su abuelo Andrés Santos, los hermanos Rubén y Bryan Medina son los continuadores de la panadería-pastelería Zulay, que tiene nombre propio en Fuencaliente, Santa Cruz de La Palma y La Laguna. Imbuidos de la juventud y de las ganas de hacer cosas, ambos jóvenes han expandido no solo su negocio con notable éxito, sino que, además, han rebasado las fronteras insulares y recientemente han acudido a Mediterránea Gastrónoma (Feria Gastronómica del Mediterráneo, impulsada por las plataformas Panatics y Pan de Calidad), en Valencia, donde han impartido una ponencia titulada “Sabores de La Palma”.

Con el argumento de explicar cómo se elabora el “carbón de Reyes”, los hermanos Medina han presentado productos típicamente locales, como la almendra de Puntagorda, la malvasía de Fuencaliente –que es la joya de la corona de la producción vinícola de La Palma– y el boniato amarillo asado al estilo de la borrallera, que es una técnica de gran tradición en el pueblo sureño, en la que las papas y los bonitos se cocinan con las brasas de los sarmientos de viña.

Además, Panadería-Pastelería Zulay ha ganado una Estrella DIR de la panadería, que distingue a las mejores panaderías del país, por su innovación, capacidad, calidad y vanguardia. Los premiados han sido seleccionados en el transcurso de 17 rutas, una por cada comunidad autónoma, que integran la Ruta Española del Buen Pan en su quinta edición y en la que han participado algo más de 1.500 panaderos.

Cada edición de la citada Ruta Española del Buen Pan “cuenta con una mayor respuesta por parte del sector, en un recorrido que tiene como objetivo visibilizar un producto de calidad y revalorizar el oficio de panadero”, escribe el periodista José Luis Conde en las páginas de Diario de Avisos, decano de la Prensa de Canarias.

Rubén Medina, en plena ejecución de su arte pastelero
Intervención durante la reciente feria Mediterránea Gastrónoma, en Valencia
Los hermanos Medina y su abuelo, Andrés Santos

Fotos: cedidas

Anterior

35 años de mar y barcos del capitán Manuel J. González

Siguiente

El volcán sigue vomitando lava y amenaza en dos frentes

Sin comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *