El mundo de la aviación

Una estampa del aeropuerto de Madrid Barajas en 1957

En 1957 el avión Douglas DC-4 formaba parte del grueso de la flota trasatlántica de la gran Iberia. Hacía tres años que habían llegado los tres primeros aviones Lockheed L-1049 Super Constellation, con los que la aerolínea española inició sus vuelos a EE.UU. En mayo y septiembre de aquel año Iberia recibió una avioneta Consul, cinco Convair CV-440 Metropolitan y dos Super Connie, lo que permitió que la línea de Nueva York tuviera cuatro frecuencias semanales y el 7 de octubre este novedoso avión hiciera su primer vuelo a Buenos Aires.

En febrero de 1957 se aprobó el régimen de concesión de billetes con descuento para los empleados de Iberia y sus familiares, lo que se implantó después de que la Dirección General de Aviación Civil, la Dirección Genefral de Trabajo y el INI dieran su aprobación. La línea Madrid-Bata pasó a ser bisemanal, con una frecuencia vía Valencia y tres vía Las Palmas.

En la fotografía que acompaña aparece la abuela materna de Antonio Camarasa, uno de los mejores fotógrafos de la aviación comercial española, que ha tenido la gentileza de subir esta bonita imagen a su muro de facebook. Además de la elegante dama, vemos un camión cisterna de CAMPSA y el avión Douglas DC-4 matrícula EC-ACD, que fue el primero de este modelo que tuvo Iberia. Entregado el 13 de julio de 1946, el 12 de noviembre de 1966 pasó a formar parte de Spantax.

Foto: archivo de Antonio Camarasa

Anterior

Facundo Cabrera: “El volcán esta noche está embravecido”

Siguiente

El mercado energético se agita ante la descarbonización

Sin comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *