El mundo de la aviación

Un sueño ekranoplano llamado Beriev Be-2500

Beriev Aircraft es uno de los fabricantes aeronáuticos rusos cuyos orígenes se remontan a 1934, en tiempos de la Unión Soviética. Estamos acostumbrados a ver aviones raros con ojos occidentales, algunos de ellos francamente llamativos y curiosos, pero en estos tiempos de modernidad no podemos dejar de fijarnos en este modelo anfibio que, si algún día llega a volar, será el avión más grande del mundo, superando incluso al Antonov An-225.

Este modelo Beriev Be-2500 Neptun está en fase experimental y es una mezcla de hidroavión y carguero de gran capacidad con un peso máximo al despegue de 2.500 toneladas. Una de las características de este modelo de 123 metros de longitud y 156 metros de envergadura es que se pretende que vuele bajo (ekranoplano, aprovechando el efecto suelo), a muy poca altura de la superficie del agua. Observen los estimados lectores la disposición de las seis turbinas Kuznetsov Nk-116, dos de ellas adosadas a cada una de las colas.

Foto: Beriev Aircraft

Anterior artículo

Balearia sustituye los motores del catamarán “Jaume II”

Siguiente artículo

Un viaje de camiones Pegaso para Nicaragua / y 2