El mundo de la aviación

Un hidroavión “Catalina” en el aeropuerto de La Palma

Hubo un tiempo en el que, a finales de la década de los ochenta y comienzos de los noventa, en los aeropuertos de Tenerife Norte y La Palma recordamos la presencia de este avión “Catalina” al servicio del ICONA como avión cisterna para operaciones contraincendios. La imagen, del archivo de Maximiliano Fernández Gil, gestor del grupo de Facebook Historia de La Palma, nos hace evocar unas pinceladas de la historia de este modelo de avión bimotor, con una peculiar apariencia estética de hidrocanoa, que remonta sus orígenes a la década de los años treinta.

El que vemos en la imagen es un modelo Consolidated PBY-5A “Catalina” en versión anfibia, propulsado por dos motores R-1830-92 de 1.200 caballos, del que se fabricaron 803 aparatos, por lo que se trata del hidroavión de mayor producción a lo largo de la historia de la aviación. El primer lote, formado por 124 unidades, fue armado con una ametralladora de 7,62 mm situada a proa, mientras que el segundo grupo, de 679 aparatos, montó dos ametralladoras de igual calibre.

Protagonizaron brillantes hojas de servicio durante la Segunda Guerra Mundial y volaron al servicio de la USAF, la RAF e incluso el Coast Guard de EE.UU. y también formó parte de las fuerzas aéreas de terceros países. También se fabricó bajo licencia en Canadá y todavía quedan algunos en servicio, setenta años después del inició de su producción. Las siglas PB corresponden a “patrol bomber” (bombardero de patrulla) y la Y fue el código asignado por su fabricante.

Foto: Archivo Maximiliano Fernández Gil (Historia de La Palma / Facebook)

Anterior artículo

En homenaje a Elena Alvargonzález Figaredo

Siguiente artículo

Senegal condecora al capitán marítimo de Tenerife