De la mar y los barcosDestacado

Un gigante llamado “Gianni M”, prototipo Admiral 350

A la flota de la compañía italiana Liberty Lines pertenece el hidro-foil “Gianni M”, primero y único del proyecto Admiral 350, que está considerado el buque de su clase mayor del mundo. Construido en el astillero HSC Liberty Shipyard de Trapani (oeste de Sicilia), el 24 de marzo de 2016 se procedió a su puesta a flote, en una ceremonia en la que actuó de madrina Simona Vicari, secretaria del Ministerio de Infraestructura y Transporte.

Entre los asistentes, además de autoridades regionales y municipales y otras personalidades, así como ejecutivos y trabajadores tanto del astillero como de la compañía armadora, se encontraba el director gerente de Ustica Lines –que así se llamaba entonces la citada naviera–, Ettore Morace, que heredó de su padre el interés por las embarcaciones de alta velocidad. El 10 de mayo de 2017 se estrenó en la línea Messina-Reggio Calabria y luego pasó a la línea entre Milazzo y las Islas Eolias. Desde junio de 2022 opera en la línea Trapani-Pantelleria, una isla situada frente a las costas de Túnez y realiza el viaje en dos horas y diez minutos.

El nuevo buque rinde homenaje a Gianni Morace, hermano menor de Vittorio Morace, fundador en 1993 de Ustica Lines. El proyecto se desarrolló a través del Consorcio de Investigación para la Innovación Tecnológica en Sicilia, del que formaba parte el astillero HSC Liberty Shipyard, la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Palermo, la Universidad de Messina y el Instituto de Tecnologías Avanzadas para la Energía (ITAE) del Consejo Nacional de Investigación y tuvo un coste de 7,3 millones de euros, de los cuales 4,8 millones fueron financiados por el Programa Operativo Nacional de Investigación y Competitividad de la UE y el Gobierno italiano.

De 155 toneladas brutas, mide 37,79 m de eslora, 7,10 m de manga y 4,2 m de puntal y tiene una capacidad para 350 pasajeros en cuatro salones y tres cubiertas. Se trata de un proyecto totalmente nuevo –inicialmente denominado Prototype HF02–, con propulsión Z-Drive accionado por dos motores Caterpillar de 2.300 caballos de potencia que sustituye a la tradicional disposición de eje inclinado estándar y reduce vibraciones y puede alcanzar una velocidad máxima de 38 nudos y una autonomía de 600 millas. Código IMO 9804514.

El buque incorpora interesantes novedades, como el uso de paneles fonoaborbentes para la reducción de ruido, un peso del casco reducido y un nuevo sistema de altas para una mejor eficiencia hidrodinámica, con el objetivo de ofrecer un mayor confort a los pasajeros a una mayor velocidad de crucero, estipulada en 36 nudos. En la cubierta superior incorpora paneles fotovoltaicos para la generación de electricidad para los servicios a bordo.

En 2017, a la entrega del hidroala “Gianni M” el astillero HSC negociaba con una empresa griega la construcción de dos buques del proyecto Admiral 250, algo más pequeños y tenía en grada un tercer buque de este modelo. Por entonces la competencia de los astilleros australianos Incat y Austal era muy dura y consistente con la ventaja añadida de tratarse de catamaranes para el transporte mixto de pasajeros y vehículos.

Este hidro-foil es único en su clase y pertenece al proyecto Admiral 350

Fotos: cedidas para puentedemando.com

Anterior

La efímera existencia del hovercraft español VCA-36

Siguiente

La patrullera “Isla de León” relevará a la P-114 en Ceuta

Sin comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *