Acontecer marítimoDestacado

Un gigante en apuros encuentra resguardo en Algeciras

En la mañana de ayer, el buque portacontenedores “Maersk Sentosa”, que se encontraba fondeado en la bahía de Algeciras, a consecuencia del fuerte viento de levante y también afectado por un problema en la máquina, pidió un primer remolcador en stand by y posteriormente un segundo debido al aumento del temporal. A mediodía se vio obligado a entrar en puerto y quedó atracado en el dique de abrigo exterior de Isla Verde, donde fue auxiliado por tres remolcadores. Un técnico del fabricante del motor principal embarcó para ayudar al personal de máquinas en la solución de la avería.

Foto: Pedro de la Fuente

 

Anterior artículo

Boluda Towage recupera el nombre “VB Tamarán”

Siguiente artículo

Estreno del buque LNG “Castillo de Caldelas” en Reganosa