El mundo de la aviación

Un avión de Canaryfly “no aparece en el radar”

Para ser una compañía regional en crecimiento, Canaryfly demuestra que está todavía muy lejos de resolver con agilidad una incidencia cuando se produce. Decimos esto al hilo de lo sucedido esta mañana en el vuelo PM 413 La Palma-Tenerife Norte, con salida programa a las 09,50 h, en la que, después de diez minutos en el aire, el piloto toma la decisión de volver al aeropuerto de origen porque, según dijo a los pasajeros, el avión “no aparece en el radar” del aeropuerto de destino.

Trataron de resolver a bordo una incidencia que no fue posible, cuestión que no debe preocupar a los pasajeros, puesto que el avión “está en perfecto estado”. Suponiendo que ello sea así la situación es entendible, pues las máquinas, máquinas son y se averían cuando menos se espera. Queremos pensar que en labores de mantenimiento no hay tarifas a 5 euros.

Luego viene la segunda parte, que es la que aquí ponemos el acento. Canaryfly demuestra que no tiene la estructura suficiente que le permita resolver una incidencia con agilidad y a los pasajeros de las 09,50 h se les ofrece salir con Binter a las 12,30 h. No hay un avión que pueda sustituir al averiado y lo resuelven en contacto con su prima hermana, cuya relación cada vez es más evidente. La mañana para los pasajeros de un lunes poselectoral ya está perdida. A Canaryfly eso le importa poco y es que lo barato, como se pone de manifiesto una vez más, sale caro.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

 

Anterior artículo

Incendio en la sala de máquinas del ferry “Pont Aven”

Siguiente artículo

El barco genera negocio para las empresas de Gandia e Ibiza