El mundo de la aviación

Un avión Constellation de TWA llamado “Star of Madrid”

La más bella máquina voladora de todos los tiempos ha sido, a nuestro entender, el cuatrimotor Lockheed Constellation. El lomo de ballena y la airosa trideriva lo convierte en uno de los iconos de la historia de la industria aeronáutica y de la aviación comercial del siglo XX, un avión excelente cuya existencia se tradujo en un referente de prestigio y éxito de la industria aeronáutica de EE.UU. La gran Iberia fue una de sus principales operadoras en Europa.

En la imagen vemos a uno de los “Connies” L-749 de aquella gran compañía internacional que fue TWA. Número de serie 2.578 y matrícula N91202, inició su vida aeronáutica el 2 de abril de 1948 con el nombre de “Star of Madrid” al servicio de Transcontinental & Western Air. En mayo de 1950, cuando pasó a formar parte de Trans World Airlines (TWA), fue renombrado “Star of Pennsylvania” y el 19 de marzo de 1951 sufrió un percance de importancia cuando aterrizó con el tren plegado en el aeropuerto Sky Harbor, Phoenix, Arizona (EE.UU.). Los 29 pasajeros y cinco tripulantes que iban a bordo sobrevivieron y el avión fue reparado y devuelto al servicio hasta su desguace en junio de 1968 en Kansas City.

La versión Lockheed L-749 corresponde al primer Constellation que cruzó regularmente el Atlántico sin escalas y respecto de su inmediato predecesor L-649 tenía una mayor capacidad de combustible, un tren de aterrizaje más resistente y algunos de los sesenta aviones construidos de este tipo fueron equipados con radar.

Foto: vía Carlos Salazar

Anterior artículo

El ferry “Volcán de Tindaya” retorna a la línea Playa Blanca-Corralejo

Siguiente artículo

Fairplay quiere parte de la tarta del remolque en Las Palmas