El mundo de la aviación

Un avión Caravelle que no quiso AVIACO y acabó siendo español

A la primera etapa de la aerolínea española Hispania Líneas Aéreas pertenece este avión Sud Aviation Caravelle 10-R matrícula EC-CIZ. En unión de otros tres de la misma serie –EC-CPI, EC-CYJ y EC-DCN– la citada compañía organizada como la primera cooperativa de su clase en España estableció una importante red operativa para transportar turistas procedentes desde Gran Bretaña, Alemania y Francia, principalmente, a varios destinos españoles.

Este avión había sido inicialmente encargado por AVIACO y estaba acabado en marzo de 1968, aunque la compañía española, por causas que desconocemos, no se hizo cargo. El 31 de diciembre de 1969 realizó su primer vuelo comercial para LTU (D-ANYL) y en febrero de 1974 se vendió a Transeuropa, con la que estuvo volando hasta su cese de operaciones en abril de 1982.

El avión quedó aparcado en el aeropuerto de Mallorca hasta abril de 1983, fecha la que pasó a la recién fundada Hispania Líneas Aéreas. En marzo de 1986 se vendió a Transwede Airways (SE-DEB) y en febrero de 1988 se revendió a Pelican Express Airways y en mayo del citado año pasó a formar parte del centro de entrenamiento del Cuerpo de Bomberos de Burdeos.

Número de serie 247, tenia una configuración de 99 asientos y estaba propulsado por dos motores turbojet Pratt & Whitney JT8D-7.

Foto: Wolfgang Mendorf (AirHistory.net)

Anterior

Fred. Olsen Express movió 3,2 millones de pasajeros en 2022

Siguiente

“Ciudad de Valencia” resguarda a dos pateras al NE de Lanzarote

Sin comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *