El mundo de la aviación

Un avión Boeing B-707 de Sabena en el aeropuerto de Moscú

Nos recuerda Carlos Salazar el interés de esta imagen del aeropuerto de Moscú en la década de los años sesenta, en plena guerra fría,  en las que aparece un avión Boeing B-707 de la compañía belga Sabena y un grupo de aviones Tupolev Tu-104, el primer reactor fabricado en la URSS. El documento gráfico tiene su importancia histórica puesto que en aquella época las fotos en las dependencias civiles y militares estaban rigurosamente prohibidas.

El avión Tupolev Tu-104 seguía el diseño del proyecto británico De Havilland Comet y consumía mucho combustible, de modo que para un vuelo Moscú-Madrid tenía que repostar en Luxemburgo. Y como apunta Fernando Llorente, el ruido de los motores era tan ensordecedor que a los pasajeros se les suministraba unos tapones de algodón para amortiguar su impacto. Alcanzaba una velocidad máxima de 950 km/h, tenía un alcance de 2.650 kilómetros con un peso máximo de 110 toneladas y un techo de servicio de 39.000 pies.

Foto: Philippe Bruno vía Carlos Salazar

Anterior artículo

“Matti Kurki” (1962-1974), buque de la Escuela Naval de Finlandia

Siguiente artículo

El buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” llega a Cádiz