El mundo de la aviación

Tupolev Tu-95, un veterano bombardero de la guerra fría

Hasta 2040 es la fecha que, según fuentes militares, la Fuerza Aérea de Rusia tiene previsto que esté operativo el avión turbohélice Tupolev Tu-95, en servicio desde 1956, en pleno apogeo de la guerra fría. Es la aeronave más veloz en su clase y el único bombardero estratégico en servicio con este tipo de propulsión.

En su origen, este avión es una evolución del Tupolev Tu-85, que recordaba al bombardero Boeing B-29. Sin embargo, la aparición de los nuevos aviones interceptores a reacción le relegaron a un segundo plano, por lo que se proyectó un sustituto más ambicioso, que combinase alcance intercontinental con mayor velocidad.

El nuevo avión fue desarrollado por Tupolev y Myasishchev en 1950, con un alcance de ocho mil kilómetros sin necesidad de reabastecimiento en vuelo y capacidad para amenazar objetivos en Europa y EE.UU. desde bases soviéticas en la región occidental de la URSS.

Se requería una velocidad Mach 0,85 y capacidad para transportar una carga ofensiva de 11.000 kilos de bombas convencionales y nucleares y defensa antiaérea en varios puntos del fuselaje. El diseño de ala en flecha permitía alojar todo el combustible y para la propulsión se decidió equiparlo con cuatro motores turbohélices Kuznetsov Nk-12M de doble hélice contrarrotativa, con una potencia de 14.794 caballos cada uno, de modo que en las pruebas de vuelo sin equipos militares alcanzó una velocidad de 950 km/h, muy considerable para la época. 

El primer vuelo lo realizó en noviembre de 1952 y la producción comenzó en 1956, prologándose hasta 1981. Se estima que han sido fabricados más de medio millar de aeronaves en diferentes versiones, conocido en la OTAN con el código Bear A. Rusia informó recientemente que mantiene en servicio unas cuarenta unidades que han sido remotorizadas y equipadas con nueva electrónica.

El avión mide 46,20 m de longitud, 50,10 m de envergadura, 12,10 m de altura y tiene una superficie alar de 310 metros cuadrados. En vacío pesa 90.000 kg y 188.000 kg de peso máximo al despegue. Tiene un alcance de 15.000 kilómetros, un techo de vuelo de 45.000 pies y el régimen de ascenso es de 10 metros por segundo. En la torreta de cola monta uno o dos cañones de 23 mm y la bodega tiene una capacidad de carga de 15 toneladas, en la que puede combinar misiles aire-superficie (Raduga Kh-20, Kh-22, Kh-26 y Kh-55).

Bibliografía

Enciclopedia Ilustrada de la Aviación (1984). Vol.12, pp. 3065-3069. Edit. Delta, Barcelona.

Foto: Marina Lystseva (airliners.net)

Anterior

Un avión Douglas DC-3 en El Rompedizo

Siguiente

Emotivo encuentro de “trasatlánticos” en Alicante