El mundo de la aviación

Tren abajo y corta final

La foto de Tave Myliu, en la que vemos al avión ATR-72 EC-GRP de Naysa en el momento de bajar el tren de aterrizaje después de interceptar el ILS de la pista 30 del aeropuerto Tenerife Norte, nos trae el grato recuerdo de cuando, en otro tiempo, tuvimos la satisfacción de viajar a Toulouse, donde tiene su sede la fábrica aeronáutica de ATR, para la recogida de este avión –comandante, José Antonio Carrillo Romero, entonces jefe de Operaciones de Binter Canarias– y el regreso a Las Palmas con escala en Sevilla, debido al mal tiempo que encontramos en el viaje.

Binter Canarias era entonces una compañía filial del Grupo Iberia, una feliz realidad de la que no queda más que el recuerdo. Pero entonces Iberia también era diferente y en la actualidad no tiene nada que ver. Este avión, y dos más de la misma serie, pusieron fin a la operación del Douglas DC-9 en Canarias y encauzó la compañía hacia unos costes operacionales más equilibrados. Supuso, además, el ingreso de más pilotos y TCP’s y, sin duda, un mejor servicio para el pasajero, que es de lo que se trataba y así se puso de manifiesto.

El avión que vemos en la imagen, matrícula EC-GRP, es el número de serie 488 y realizó su primer vuelo el 4 de julio de 1996 con la matrícula de prueba F-WWLI. Tiene, por tanto, 20,8 años de vida aeronáutica y un montón de ciclos (despegues y aterrizajes) en su haber. El 28 de noviembre de 1997 pasó a formar parte de Binter Canarias y en junio de 2007 a poder Naysa, una de las compañías “low cost” salariales de la marca comercial. Ahora pertenece a la flota de Canaryfly. 

Foto: Tave Myliu

Anterior artículo

Coordinadora desconvoca la huelga en los puertos españoles

Siguiente artículo

El buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” llegará el 18 de marzo a Tenerife