DestacadoEl mundo de la aviación

Trece años de la tragedia del vuelo JK 5022 de Spanair

Se cumplen trece años del trágico accidente del vuelo JK 5022 de Spanair, en el que un avión McDonnell Douglas MD-82 se estrelló apenas había iniciado el despegue cuando se disponía a volar en la línea Madrid-Gran Canaria. Ocurrió el 20 de agosto de 2008 y ha sido la catástrofe aérea más importante ocurrida en España en los últimos 25 años, con el resultado de 154 fallecidos y 18 heridos entre pasajeros y tripulantes que iban a bordo.

Como sucede cada año con motivo de tan triste aniversario, en Gran Canaria y Madrid se han organizado actos conmemorativos y ofrendas florales en memoria de las víctimas, aunque limitados en asistencia por las circunstancias derivadas de la crisis sanitaria del coronavirus.

La Asociación de Afectados del Vuelo JK5022 de Spanair sigue buscando respuestas y reclama que se haga justicia. El 29 de julio de 2011, el informe definitivo de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC) concluye que la tripulación no configuró correctamente los parámetros operativos del avión accidentado (no desplegó los flaps/slats y no detectó esos errores, entre otros motivos, porque no funcionó el sistema de alerta TOWS), de ahí que la Asociación calificara el informe de “rotundo fracaso”.

El 19 de septiembre de 2012, la Audiencia Provincial de Madrid archivó la causa penal, al considerar que la responsabilidad del siniestro no es imputable a los técnicos, sino a la actuación “errónea” de los pilotos, fallecidos en el siniestro. El 6 de febrero de 2018, el pleno del Congreso aprueba, con la abstención del PP, la creación de una comisión de investigación sobre el accidente y el 5 de julio siguiente empiezan las comparecencias.

Se trata del único accidente mortal que sufrió la aerolínea Spanair, una de las mejores compañías del sector que ha tenido la aviación comercial española. El avión, matrícula EC-HFP, número de serie 53.148 y nombrado “Sunbreeze”, se había estrenado en noviembre de 1993 con Korean Air y volaba para Spanair desde julio de 1999.

El accidente del avión MD-82 de Spanair supuso el principio del fin de la aerolínea constituida en 1986 y adquirida en 2009 por un grupo de inversores e instituciones catalanas. El 27 de enero de 2012 presentó suspensión de pagos, cesó en sus operaciones y en su caída dejó tirados a varios miles de pasajeros y trabajadores. 

Foto: J Miguel Rodríguez

Anterior

Boluda revalida el servicio de remolque de Tenerife

Siguiente

El buque científico soviético “Akademik Sergei Korolev”

Sin comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *