Venezuela en la memoria

Trasatlánticos de la emigración: “Verdi” (1963-1976)

Los “musicattos” de la compañía Italia di Navgazione fueron tres buques de grato recuerdo en los años de la emigración a Venezuela, que tuvieron el puerto de Santa Cruz de Tenerife como escala obligada tanto en los viajes de ida como de vuelta. Con ellos, la citada compañía naviera italiana rendía homenaje a tres grandes creadores de la ópera: “Verdi”, “Donizetti” y “Rossini”.

Los tres habían sido adquiridos de segunda mano al Lloyd Triestino, compañía en la que habían ostentado los nombres de “Oceanía”, “Australia” y “Neptunia”. Formaban parte de un quinteto de buques del mismo proyecto destinados a la línea de Australia, en la que los tres primeros causaron baja en mayo de 1963 cuando entraron en servicio los trasatlánticos “Galileo Galilei” y “Guglielmo Marconi”.

El buque que nos ocupa tomó forma en el astillero Cantieri Riuniti dell’ Adriático, de cuya factoría era la construcción número 1.759. Puesto a flote el 30 de julio de 1950 con el nombre de “Oceanía”, el 18 de agosto siguiente se entregó al Lloyd Triestino e inició en Génova su viaje inaugural con destino a Sydney (Australia). En 1959 fue sometido a diversas mejoras y quedó con acomodación para 136 pasajeros en primera clase y 536 en turista.

En mayo de 1963 se vendió a la compañía Italia di Navigazione y en julio del citado año, renombrado “Verdi” –capitán, Luigi Oneto– pasó a cubrir la línea Italia-Venezuela-Chile. El 12 de julio del citado año arribó por primera vez al puerto de Santa Cruz de Tenerife y a partir de entonces comenzó su ligazón que habría de prolongarse por espacio de trece años.

El 16 de abril de 1964 colisionó con el petrolero liberiano “Pentelikon”, cuando navegaba de Tenerife a Génova con 310 pasajeros a bordo. Tuvo que entrar de arribada forzosa en Gibraltar con graves daños en la pro,a para realizar una reparación de fortuna antes de continuar su viaje a Italia.

De sus escalas en Tenerife hay que destacar la efectuada el 9 de febrero de 1969, al encontrarse entre sus pasajeros el ex presidente de la República de Venezuela, Rómulo Betancourt, quien, pese a lo avanzado  de la hora de arribada –las 11 de la noche–, bajó a tierra para dar un paseo por la ciudad acompañado por el cónsul de Venezuela en Santa Cruz de Tenerife, Rafael Ángel Castillo. En aquel viaje también se encontraba a bordo el ex presidente de la República de Colombia, Darío Echandía, recién nombrado embajador de su país en El Vaticano.

El trasatlántico “Verdi” permaneció en activo hasta el 27 de julio de 1976, fecha en la que quedó amarrado en La Spezia, lo que supuso también la supresión de la línea regular de Venezuela y Chile. Vendido a la sociedad Orri Navigatoion Line, de Jeddah (Arabia Saudí), la operación no llegó a materializarse y después de varios meses de amarre, en junio de 1977 se vendió para desguace.

De 13.226 toneladas brutas, 7.381 toneladas netas y 7.604 toneladas de peso muerto, medía 161 m de eslora –147,83 m de eslora entre perpendiculares–, 21,14 m de manga, 12,81 m de puntal y 8,23 m de calado máximo. Estaba propulsado por dos motores Sulzer, fabricados bajo licencia en los talleres de CRG Adriático, con una potencia de 14.000 caballos sobre dos ejes, que le permitía mantener una velocidad de 18 nudos.

Fotos: José Luis Torregrosa

Anterior artículo

Elcano consolida contratos a largo plazo y aumenta ingresos

Siguiente artículo

El buque rolón “Isla de los Volcanes” (1987-2012)