DestacadoVenezuela en la memoria

Trasatlánticos de la emigración: “Roma” (1952-1967)

En 1950 el naviero italiano Achille Lauro adquirió en el surplus de guerra el buque portaaviones auxiliar “HMS Atheling”, que había intervenido en el transcurso de la Segunda Guerra Mundial en diversas acciones bélicas al servicio de la Royal Navy. Desde 1946 formaba parte de la flota de reserva de la U.S. Navy y estaba pendiente de destino.

En sus orígenes había sido un buque tipo C-3-S-A1, construido en el astillero Seattle Tacoma S.B. Corp. y el 9 de junio de 1942 se puso en grada el primer bloque de su quilla, siendo botado el 7 de septiembre siguiente con el nombre de “Glacier”. El 31 de julio de 1943, en plena guerra y en virtud del acuerdo lend and lease, pasó a formar de las fuerzas navales británicas.

Tras su adquisición por Achille Lauro, el buque “Atheling” (CVE-33) fue remolcado a Génova, donde se procedió a su reconstrucción y transformación en buque de pasaje. En agosto de 1951, renombrado “Roma”, se estrenó en la línea regular Génova-Australia con escalas en Nápoles, Messina, Port Said, Adén, Fremantle, Melbourne, Sydney y Brisbane, regresando vía Singapur, Bombay, Port Said, Messina y Nápoles.

En mayo de 1952 realizó su primer viaje a Nueva York y en diciembre de 1956 retornó a la línea Génova-Sydney, entonces de especial demanda. Su primera escala en el puerto de Santa Cruz de Tenerife se produjo el 31 de enero de 1957, con un millar de pasajeros a bordo en viaje a Australia.

En el transcurso de 1960 fue sometido a obras de gran carena y reformas, en la que se le instaló una piscina, cubierta lido y aire acondicionado y quedó con capacidad para 119 pasajeros en primera clase  y 1.026 en turista. En 1966 realizó su primer viaje a Venezuela con escalas en Génova, Barcelona, Funchal y Santa Cruz de Tenerife y en 1967 se vendió para desguace en Savona, a manos del personal de Vado Alti Forni e Acciaiere, pasando su nombre al veterano “Sydney”, que por entonces cubría la misma rota. 

De 14.976 toneladas brutas, 8.486 toneladas netas y 5.660 toneladas de peso muerto, medía 160 m de eslora total –153,54 m de eslora entre perpendiculares–, 23 m de manga, 10,92 m de puntal y 9,40 m de calado máximo. Estaba propulsado por dos turbinas de vapor Allis Chalmers, que desarrollaban una potencia máxima de 8.500 caballos y mantenía una velocidad de 18 nudos. Código IMO 5299046.

Bibliografía:

Díaz Lorenzo, Juan Carlos (1992). “Los trasatlánticos de la emigración”, pp. 260-261. Gobierno de Canarias. Santa Cruz de Tenerife.

Foto: Fremantle Port

Anterior artículo

El penoso final del primer “Las Palmas de Gran Canaria” (2005)

Siguiente artículo

Fallece Javier Salazar