Erupción volcán de 2021

Todos los parámetros indican el agotamiento del volcán

17 de diciembre de 2021 

La ausencia de observables tanto directos en superficie, como procedentes de los sistemas de vigilancia corroboran los signos de agotamiento del proceso eruptivo, aunque no es descartable un nuevo repunte de actividad estromboliana y de emisión de coladas. Para poder decir que el proceso eruptivo que comenzó el pasado 19 de septiembre está finalizado, es preciso que los datos registrados y observables se deben de mantener en los niveles actuales hasta el próximo 24 de diciembre. Así lo entiende la comunidad científica, en un ejercicio de prudencia, por si acaso.

El comité director del PEVOLCA recordó hoy que, aunque continúa la ausencia de observables procedentes del sistema de vigilancia volcánica y que la situación parece favorable para la finalización del proceso eruptivo, se mantiene la situación legal de emergencia y el semáforo rojo y que por lo tanto están vigentes, con la misma intensidad, todas las medidas de Protección Civil establecidas desde el inicio del proceso eruptivo.

Aunque la ausencia de observables corrobora los signos de agotamiento del proceso eruptivo, “no es descartable un nuevo repunte de actividad estromboliana y de emisión de coladas” y manifiesta que para poder decir que el proceso que dio comienzo el 19 de septiembre está finalizado, “los datos registrados y observables se deben de mantener en los niveles actuales durante ocho días”, es decir, hasta el próximo 24 de diciembre.

El portavoz del PEVOLCA insistió en que “la prioridad es la seguridad de las personas” y aunque el proceso está estable, detenido, registra aún altas temperaturas en las coladas según se observan en las cámaras térmicas de los drones que monitorizan la zona de la emergencia. Además, persiste la presencia de gases tóxicos, sobre todo en la zona sur, y ello obliga a incrementar la precaución en el acceso de los vecinos a las zonas evacuadas. Para ello, mañana sábado la UME se incorpora al dispositivo de la Guardia Civil en las labores de acompañamiento para asesorar y medir los niveles de gases. En cualquier caso, siempre es necesario ventilar bien las viviendas y evitar entrar en sótanos y garajes ya que los gases son más pesados que el aire y se acumulan en los bajos.   

En la reunión de hoy viernes estuvieron presentes los máximos representantes del Consorcio de Compensación de Seguros para dar cuenta del estado de la valoración y el pago de los daños al comité director del Plan, como órgano gestor de la emergencia que impulsa el inicio de la reconstrucción. Al respecto, indicaron que se han recibido 2.813 solicitudes de indemnización y ya se han abonado 73,5 millones de euros, entre viviendas, vehículos, comercios e industrias, percibidos por 460 personas, con una media que ronda los 160.000 euros.

En rueda de prensa posterior al comité director, el consejero Julio M. Pérez Hernández calificó de “ejemplar” la actuación del Consorcio de Compensación de Seguros, y reseñó que el complejo mecanismo de la reconstrucción va poniéndose en marcha cada vez a mayor velocidad. En este sentido, abogó por mantener el mismo liderazgo colectivo en la reconstrucción que todas las administraciones han demostrado durante la emergencia.

El número de albergados en hoteles asciende a 557 personas, tres más que ayer. Del total, 391 se hospedan en Fuencaliente, 73 en Los Llanos de Aridane y 93 en Breña Baja, gestionados por Cruz Roja y los servicios municipales. Además, hay 43 personas dependientes atendidas en centros sociosanitarios insulares.

Foto: INVOLCAN

Anterior

Armón firma en Holanda el contrato del buque del NIOZ

Siguiente

Meyer Papenburg entrega el megacrucero británico “Arvia”

Sin comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *