Acontecer marítimoDestacado

The American Club relaciona al gasero “Celanova” con Irán

La aseguradora The American Club ha manifestado que el buque de bandera española “Celanova” tiene “su clase y seguro suspendidos después de una escala en Irán” y han sido revocados, informa Declan Bush en el periódico marítimo Lloydslist.com. El gasero permanece fondeado en la bahía de Manila, con 15 tripulantes a bordo, en situación de abandono. Mientras tanto, el propietario de Globalgas, Rodolfo Burgos, dice que la empresa está en bancarrota y afirma que “no ha sido acusado” de ninguna violación de sanciones de EE.UU.

Como se ha informado, el gasero “Celanova” perdió el timón en medio de una tormenta en diciembre pasado cuando navegaba de Singapur a China y fue remolcado hasta unas trece millas del puerto de Manila, donde permanece desde entones. ITF ha denunciado que Globalgas ha abandonado a los 15 tripulantes, que no cobran sus salarios desde octubre de 2019.

Sin embargo, ahora se ha sabido que el gasero “Celanova” había entrado previamente en aguas iraníes en noviembre de 2019, lo que ha motivado que la aseguradora The American Club le haya retirado la cobertura desde el pasado 22 de enero, aunque el Bureau Veritas había tenido conocimiento de ese hecho desde el día 8 del citado mes.

El director del American Club, Daniel Tadros, confirmó a Lloyd’s List que la aseguradora retiró la cobertura del gasero “Celanova” después de que se informara que el buque «había entrado a Irán y transportaba una carga de butadieno en contravención de las sanciones estadounidenses y las reglas del Club». 

Según la información del Lloyd’s List, que ha causado un gran revuelo en los medios marítimos españoles que siguen el caso, Tadros dijo que el American Club había pagado para remolcar el buque “Celanova” a un lugar seguro fuera de Manila, que reparó las averías de sus generadores y proporcionó ayuda a su capitán y tripulación. 

Rodolfo Burgos Escudero, propietario de Globalgas, dijo a Lloyd’s List que «somos una empresa española, por lo que no nos afectan las sanciones unilaterales de EE.UU. y somos libres de comerciar según la Comisión Europea y las regulaciones españolas».

Burgos afirma que la carga estaba documentada en origen en Omán y desmiente que el American Club haya brindado asistencia a la tripulación, ya que todos los suministros y servicios del barco habían sido por cuenta de Globalgas. 

«Lo único que han intentado hacer es incitar a la tripulación para que arresten el barco cuando todavía estaba cargado, con el riesgo para el medio ambiente y la seguridad de la tripulación», dijo. 

La información de Lloyd’s List afirma que el buque gasero “Celanova” entró en aguas iraníes entre los días 22 y 29 de agosto y 4 y 8 de noviembre de 2019.

ITF informa que se está negociando con las autoridades españolas y filipinas sobre la repatriación de la tripulación. Rodolfo Burgos, por su parte, afirma que Globalgas declaró insolvencia voluntaria el pasado 7 de marzo y que tenía la intención de desembarcar a la tripulación. pero  las restricciones del coronavirus han complicado la situación.

Foto: Captain Ted (shipspoting.com)

 

Anterior artículo

Naviera Armas responde a la llamada de la Cruz Roja

Siguiente artículo

“Carnival Breeze” en Cádiz y mañana “Allure of the Seas”