Acontecer marítimoDestacado

Tenerife Shipyards trae a Granadilla el buque mayor del mundo

De nuevo, Tenerife Shipyards hace una demostración de su interés y afán por fortalecer el puerto de Santa Cruz de Tenerife como alternativa fiable en el sector de las reparaciones navales. La noticia de la próxima llegada del buque “Pioneering Spirit” con una lista de tareas que ocuparán tres meses de trabajo atracado en el puerto de Granadilla, indica que la empresa se toma en serio su razón de ser, a pesar de los obstáculos que encuentra en su camino.

El buque “Pionerring Spirit” es el mayor del mundo. Propiedad de la empresa internacional Allseas, confía en el Grupo Hidramar para una puesta a punto que requiere de mucha ingeniería y especialización. Mide 477 m de eslora y 124 m de manga y tiene un registro bruto de 403.342 toneladas. Tiene prevista su llegada para el próximo 1 de octubre y dos días después atracará en Granadilla. Su presencia constituye un hito en la historia contemporánea del puerto tinerfeño, al que también contribuye la consignataria Alfaship, especializada en el sector offshore.

El puerto de Granadilla resulta ser uno de los pocos puertos en el mundo que puede acoger dicha nave por sus dimensiones.  Este gran proyecto, cuyo coste inicial supera el millón de euros, se centrará en la realización de tareas como limpieza de la obra viva, cableado, servicios de mecánica, pintura de la obra muerta en la que estarán implicados técnicos IRATAS por los trabajos de altura. Entre los trabajos ofertados destaca el desmonte de los propulsores del impresionante buque.

Arne Gahmig, superintendente del proyecto celebra que “ Allseas decida confiar en Tenerife Shipyards este gran proyecto, pues representa un reto importante y una victoria histórica para el astillero tinerfeño, es un orgullo para mi dirigir al equipo en esta nueva aventura”.  El proyecto, según las estimaciones realizadas, dará comienzo el 3 de octubre y finalizará antes de enero, dado el amplio listado de trabajos a realizar en la Nave y la complejidad de los mismos. 

Este es el primer proyecto que Allseas adjudica al Grupo Hidramar, después de intensas negociaciones entre los directivos de ambas empresas. Con ello, se sientan las bases de confianza de la empresa internacional Tenerife Shipyards y en su metodología de trabajo, que prioriza siempre la seguridad laboral ante todo y el ofrecimiento de la máxima calidad en todos los proyectos que realiza.

En palabras de María Name, directora de Recursos Humanos, ”queremos que sea el inicio de un nuevo período de bonanza y diversidad económica para Tenerife. Es muy positivo que Allseas confíe en nosotros, ya que encaja perfectamente con los objetivos de la empresa: atraer riqueza internacional a Canarias para poder reinvertir ese dinero en la isla, creando nuevos puestos de empleo directo y diversificando la economía”.

Foto: Badea Laur (MarineTraffic.com)

Anterior artículo

El buque mayor del mundo llegará el 3 de octubre a Tenerife

Siguiente artículo

Naviera Armas hará posible el puente marítimo entre capitales