Acontecer marítimoDestacado

Tenerife evidencia su atractivo para reparaciones navales

El buque metanero “LNG Akwa Ibom” ha atracado esta mañana en el dique del Este del puerto de Santa Cruz de Tenerife, para realizar trabajos de reparación de la escala de estribor, que están a cargo de la empresa local S. Montajes. No es cierto, como afirma la Autoridad Portuaria, que sea la primera vez que un buque de este tipo toma atraque en dicho muelle, pues allá por 2002 ó 2003 lo hizo el buque “LNG Abuja”, que fue suministrado por la gabarra “Acentejo”, como recuerda el capitán Manuel Rijo, que ese día realizó la operación. Recordamos, asimismo, la presencia del metanero “Castillo de Villalba”, de Empresa Naviera Elcano, atracado en el muelle sur durante los trámites previos a su abanderamiento.

La presencia del buque metanero “LNG Akwa Ibom” en el dique del Este es la demostración palpable de que ese espacio tiene un indudable atractivo para el sector de las reparaciones navales. Todavía lo será más y será fuente de riqueza para la sociedad de Tenerife cuando se instale el dique flotante de Tenerife Shipyards, avalado por el compromiso del presidente de la Autoridad Portuaria, Pedro Suárez.

Abanderado en Bermuda, el buque “LNG Akwa Ibom” tiene capacidad para 141.000 metros cúbicos en cuatro tanques esféricos. Construido en el astillero Hyundai, factoría de Ulsan (Corea del Sur), entró en servicio en noviembre de 2004. De 115.993 toneladas brutas y 79.633 toneladas de peso muerto, mide 288,75 m de eslora total -224,60 m de eslora desde el puente hasta la proa-, 48 m de manga, 26,50 m de puntal y 11,15 m de calado. Tiene propulsión de turbinas de vapor y mantiene una velocidad de 20 nudos. Código IMO 9262209.  

Foto: Ramón Acosta Merino

Anterior artículo

Balearia selecciona 30 primeros oficiales de máquinas

Siguiente artículo

Siete aerolíneas han quebrado en los últimos seis meses