Acontecer marítimoDestacado

Stena Drilling negocia un buque perforador de nueva generación

En un mercado en el que, de momento, la atonía domina el sector, Stena Drilling ha informado de que mantiene negociaciones con Samsung Heavy Industries, en Corea del Sur, para un buque perforador de nueva construcción para aguas ultraprofundas y de última generación con una huella de carbono mínima. De hecho, ya se ha firmado el MoU aunque está condicionado a que primero haya contrato de trabajo.

Stena Drilling tiene interés en que sus próximos buques perforadores adopten tecnologías híbridas, incluido el uso de baterías, informa el digital especializado Offshore Energy.

Hace unos días, el astillero Samsung reveló que había negociado la venta de un buque perforador que había sido ordenado en 2014 por Ocean Rig y después cancelado por Transocean tras la adquisición de ésta, a una compañía europea de la que no quiso decir su nombre, en 245 millones de dólares.

La entrega del buque está programada para el primer trimestre de 2023, aunque el comprador debe confirmar los términos del contrato antes del 15 de octubre de 2022. De lo contrario, Samsung puede cancelar el acuerdo y quedarse con el depósito estipulado de 15 millones de dólares, agrega Offshore Energy.

Hasta hace poco, Samsung tenía cinco buques perforadores en stock, pendientes de que aparezca comprador. Uno de ellos, llamado “Santorini”, ha sido entregado recientemente en un contrato de fletamento por dos años a la compañía italiana Saipem, pero le quedan otros cuatro pendientes y entre ellos el que puede que pase a manos de Stena Drilling, empresa que tiene en la actualidad una flota de cuatro buques perforadores y dos plataformas semisumergibles.

Offshore Energu destaca que a principios de este año, Samsung perdió una disputa con Stena Drilling relacionada con la rescisión de un contrato de construcción de plataformas. Como resultado, se ordenó al astillero que pagara 411 millones de dólares al contratante.

La disputa estaba relacionada con la construcción de una unidad de perforación semisumergible para entornos hostiles, anteriormente conocida como Stena MidMAX, ordenada a Samsung en 2013 y cancelada por Stena en junio de 2017 debido a una demora excesiva.

Samsung impugnó la rescisión y remitió la disputa al Arbitraje de Londres, pero el Tribunal determinó que la rescisión era válida y desestimó todas las reclamaciones de Samsung contra Stena.

Anterior

Desguace “in situ” del pecio del buque “X-Press Pearl”

Siguiente

La alta concentración de gases condiciona el acceso por el sur

1 Comentario

  1. 10 diciembre, 2021 at 5:20 pm — Responder

    Hoy mismo navegue por primera vez en el Volcan de Teno, de Naviera Armas, buen fast ferry pero siguen con la asignatura pendiente “LIMPIEZA”, no aprueban.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *