El mundo de la aviación

Spantax cumple 60 años / 2

En 1962 Spantax incorporó un avión bimotor Beech 18 Executive, que fue empleado como avión ejecutivo de la compañía; alquiló un Bristol 170 de Iberia, que sería devuelto al año siguiente y compró cuatro Douglas DC-4, el primero adquirido en el citado año en el Congo belga y otros tres procedentes de AVIACO y que anteriormente habían pertenecido a Iberia.

A partir de entonces, Rodolfo Bay se dedicó por completo a Spantax, volando como comandante y, al mismo tiempo, ejerciendo los cargos de director general y presidente, respectivamente, iniciándose una etapa de fuerte expansión comercial y crecimiento económico. En abril de 1963 incorporó su primer cuatrimotor Douglas DC-7C, modelo del que llegaría a operar hasta ocho unidades. Entre junio de 1963 y septiembre de 1967 adquirió otros cuatro aviones Douglas DC-4, así como dos Douglas DC-6 en mayo de 1965.

A principios de la década de los años sesenta, un ingeniero aeronáutico aragonés llamado Julián Bielsa, exilado republicano, ostentaba el pintoresco cargo de ministro del Aire en Mauritania. Una vieja amistad con Rodolfo Bay influyó para que Spantax atendiera entre 1962 y 1965 las líneas de Air Mauritanie con aviones DC-3, así como un De Havilland DHC-2 Beaver, que Bay compró a Paul Getty y siempre voló con la doble insignia de Spantax y Air Mauritanie.

Durante un tiempo, Iberia cedió a Spantax algunas líneas interinsulares en Canarias, en las que operó con aviones DC-3 y cuatro Fokker F-27, el primero de los cuales llegó en octubre de 1966, siendo los primeros aviones turbohélices del fabricante holandés que volaron en España. El primero de ellos, bautizado con el nombre de “Islas Canarias”, se convirtió en el primero de su clase que aterrizó en el viejo aeropuerto de Buenavista, en la isla de La Palma, ocasión en la que voló al mando del comandante Julián Bustamante.Esta etapa coincidió, en septiembre de 1966, con el accidente de un avión Douglas DC-3 de la citada compañía, que cayó al mar en aguas de El Sauzal, cuando volaba de Tenerife a La Palma. En el siguiente enlace, el lector encontrará una crónica conmemorativa de aquel suceso. 

En julio de 1970, y con motivo de la celebración de la Semana Grande de las Fiestas Lustrales de la Bajada de Nuestra Señora de las Nieves, aterrizó en el nuevo aeropuerto de La Palma un avión Douglas DC-7 de Spantax, contratado para trasladar a la isla a los miembros de la orquesta de RTVE, dirigida por Odón Alonso.

Otro acontecimiento destacado en aquel año fue la ordenación como obispo del ilustre sacerdote palmero Elías Yanes Álvarez, que se celebró en la parroquia de El Salvador, en Santa Cruz de La Palma. Con dicho motivo llegaron a la isla varios aviones fletados especialmente para asistir al singular acontecimiento, única vez que se ha producido en la isla un hecho de esta naturaleza.

En octubre de 1971, la erupción del volcán Teneguía hizo que la compañía Spantax programara vuelos especiales con aviones Douglas DC-4 y DC-7, con capacidad para 72 y 104 pasajeros, lo que palió en parte la grave carencia de plazas para viajar a la Isla. Durante el tiempo que duró la erupción, desde el 26 de octubre hasta el 18 de noviembre, resultó muy difícil conseguir una plaza de avión regular -o de barco- para trasladarse a la Isla, ya que tanto Iberia como Compañía Trasmediterránea, incomprensiblemente, mantuvieron su oferta habitual.

Douglas DC-7 de Spantax en el aeropuerto Tenerife Norte
Douglas DC-7 de Spantax en el aeropuerto Tenerife Norte

Fotos: Antonio Camarasa (aviationcorner.net)y B720Jet (jetphotos.net)

Bibliografía

Díaz Lorenzo, Juan Carlos (2001). “Crónica de la Aviación en Canarias”. Tomo I. Las alas del Atlántico. Iberia & Binter Canarias.

Anterior artículo

KLM cumple 100 años

Siguiente artículo

El atunero “Galerna Lau” sale a pruebas de mar