Acontecer marítimoDestacado

Singapur vacunará a más de diez mil trabajadores marítimos

Singapur suministrará la vacuna contra el covid-19 a más de diez mil de sus trabajadores marítimos antes de finales de enero, dentro de su plan de vacunación nacional (Sea and Air Vaccination Exercise, SAVE) para proteger al personal de primera línea y a sus familiares, según publica el digital Splash247.com.

Este personal de primera línea incluye, dentro del sector marítimo, a los trabajadores portuarios, prácticos, oficiales de carga, inspectores marítimos y superintendentes que deben trabajar a bordo de los buques en Singapur.  Según la Autoridad Marítima y Portuaria de Singapur (MPA), más de 700 personas han sido vacunadas durante estos últimos días antes del despliegue completo del programa SAVE, y ya ha recibido alrededor de 6.000 inscripciones de vacunación la primera semana del programa.

Debido a la mejor protección que ofrece la vacuna frente al coronavirus, este personal marítimo de primera línea estará sujeto a menos pruebas. Concretamente, aquellos que se encuentran actualmente en la lista para análisis rutinarios cada siete días, serán evaluados cada 14 días y aquellos que están actualmente en dicha lista cada 14 días, serán evaluados una vez al mes.

La Cámara Naviera Internacional (ICS) ha iniciado una campaña para que los gobiernos incluyan a los marinos y otros trabajadores de primera línea del sector marítimo entre las profesiones esenciales y los grupos prioritarios para recibir la vacuna contra el covid-19, para evitar que se produzca otra crisis como la de los relevos de tripulaciones.

Para ICS, “el acceso prioritario a las vacunas para toda la gente de mar, así como unos protocolos claros para un ‘pasaporte de vacunación’ de acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se consideran vitales para el mantenimiento del comercio mundial”.

Foto: @twitter

Anterior artículo

Trasatlánticos de la emigración: “Castel Verde” (1950-1958)

Siguiente artículo

Los cruceros de Aida y Tui en Tenerife, fondeados sine die