El mundo de la aviación

Simulador de vuelo del AS.65 Airspeed Consul de Iberia

Desde su ventana en facebook, Ángel Giménez nos recuerda la figura de Telesforo Espinel, instructor de simulador y vuelo instrumental de Iberia, que tenía a su cargo el avión AS.65 Airspeed Consul.  En 1947, la Iberia de la inmediata posguerra se planteó la necesidad de disponer de un avión de entrenamiento bimotor que, sin que resultara muy costoso, permitiese a las nuevas tripulaciones un entrenamiento real de los procedimientos establecidos para la operación comercial. Con el fin de amortizar el coste, además se ofrecían vuelos chárter, alquiler y transporte de correo o mensajes urgentes.

Se trataba de un bimotor de fabricación británica que nació en la inmediata posguerra, con un alcance de 1.440 kilómetros y en total salieron 162 unidades de la factoría de Airspeed Limited. Iberia tuvo dos unidades y el mismo número Spantax, en la época de las cuadrículas petroleras en territorio del Sahara.

Telesforo Espinel citaba a sus alumnos en la cafetería Hontanares, situada en la avenida de América, en los bajos de un edificio en el que Iberia tuvo oficinas. En la foto le vemos siguiendo la ruta del primer simulador de vuelo que tuvo Iberia en la década de los años cuarenta. El aparato se conserva en el Museo de la FIO. Una amplia colección de fotografías llegaron al archivo de la compañía en la época en la que quien suscribe le correspondió llevar adelante el proyecto del libro “Iberia. Mil fotos para la Historia”  y avanzamos en la idea, nunca materializada, del Museo de Iberia.

Foto: Archivo Ángel Giménez / Compañías españolas (facebook)

 

Anterior artículo

Viaje especial del ferry “Volcán de Taburiente” a El Hierro

Siguiente artículo

El HSC “Champion Jet 1” retorna a la línea de Valle Gran Rey