De la mar y los barcosDestacado

“Sierra Grana” (1978-2005)

Cada cierto tiempo recala en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria el buque frigorífico “Lian Run”, abanderado en Panamá, que opera el servicio de la flota china que faena en los caladeros de Mauritania y Guinea Conackry, transbordando en alta mar las capturas de los pesqueros abarloados al costado, que después descarga en su base operativa. 

El buque que hoy nos ocupa es un viejo conocido. Se trata del antiguo “Sierra Grana”, primero de una serie de cinco unidades del tipo G construidas por encargo de Marítima del Norte, una de las mejores compañías navieras que ha tenido España. Dirigida desde sus inicios en 1957 por Jesús de Sendagorta Aramburu y años más tarde por sus hijos Javier e Íñigo de Sendagorta Gómez del Campillo y un grupo de expertos colaboradores –entre ellos el capitán Manuel Álvarez de Linera–, la sociedad vendió su flota y su fondo de comercio en mayo de 2008 a la compañía holandesa Seatrade, cerrando así un exitoso capítulo empresarial de medio siglo de duración.

A mediados de la década de los setenta del siglo XX, el desarrollo del negocio de esta compañía había crecido de tal modo que se planteó una renovación de la flota. El proyecto fue encomendado a la firma de ingeniería naval Sener, propiedad de una rama del apellido Sendagorta emparentada con la familia propietaria de Marítima del Norte y se materializó en la construcción de cinco nuevos buques, que recibieron los nombres de “Sierra Grana”, “Sierra Granera”, “Sierra Guadarrama”, “Sierra Gredos” y “Sierra Guadalupe”.

La carga de trabajo se repartió entre los astilleros Marítima del Musel, en Gijón, un buque; Marítima de Axpe, en Bilbao, dos buques; y Enrique Lorenzo y Cía., en Vigo, dos buques. Todos ellos estaban operativos entre agosto de 1978 y enero de 1979. Por entonces, Marítima del Norte cubría tráficos entre puntos del Indico, Sudáfrica, Namibia, Angola, Senegal, Chile, Argentina, España y Europa.

Cuando entraron en servicio eran buques de 1.225 toneladas brutas, 579 toneladas netas y 2.480 toneladas de peso muerto, siendo sus principales dimensiones 86,64 m de eslora total –78,52 m de eslora entre perpendiculares–, 13,64 m de manga, 7,32 m de puntal y 4,90 m de calado máximo. Estaban compartimentados en cuatro bodegas con capacidad para 3.370 metros cúbicos y dotados de tres grúas. El motor propulsor es de la marca Deutz -fabricado, bajo licencia, en los talleres de Hijos de J. Barreras, en Vigo-, con una potencia de 2.600 caballos y una velocidad de 13 nudos.

Entre 1987 y 1988 los cinco buques fueron alargados añadiéndole una nueva sección de 14 m de eslora que, además de incrementar su capacidad frigorífica, permitió también dotarle de un tanque para combustible para el suministro a pesqueros en alta mar. Cuando fueron rearqueados, el registro bruto subió a 2.754 toneladas y el peso muerto a 3.062 toneladas.

Por lo que al buque “Sierra Grana” se refiere, es la construcción número 196 del astillero Marítima del Musel, en Gijón y entró en servicio en agosto de 1978. Inscrito en la matrícula naval del puerto donde fue construido, así permaneció varios años hasta que después de un paso fugaz por la matrícula naval de Santa Cruz de Tenerife fue abanderado en Panamá, al igual que toda la flota entonces existente, y registrado a nombre de Marítima del Norte Panamá, S.A. Código IMO 7624271,

A partir de 2004, con los cinco nuevos buques de la serie L en activo, Marítima del Norte fue vendiendo las unidades más viejas. En julio de 2005, el que “Sierra Grana” fue vendido a la sociedad TREDEGAR, con base en Vigo y el barco fue abanderado en Panamá y rebautizado con el nuevo nombre de “Timanfaya”. En noviembre de 2006 fue adquirido por la compañía china Dalian Lian Run Pelagic Fisheries y desde entonces navega renombrado “Lian Run”. 

El buque "Sierra Grana" en la actualidad, renombrado con el nombre de "Lian Run"
El buque «Sierra Grana» en la actualidad, renombrado con el nombre de «Lian Run»

Fotos: FotoFlite y Bermaxo (bermaxofotos.com)

Anterior artículo

El puerto de Tenerife debe ampliar su oferta de servicios “off shore”

Siguiente artículo

Triplete en el puerto de Tenerife y la ciudad desierta