El mundo de la aviación

¿Será Binter cliente del nuevo avión turboprop de Embraer?

¿Está pensando Binter en un proveedor único de flota? ¿Podría ser Binter el cliente de lanzamiento? La pregunta viene a propósito del excelente resultado que está teniendo la flota Embraer 195 E2, los costes operativos, la financiación y la noticia de que el fabricante aeronáutico brasileño acaba de presentar un proyecto de nuevo avión turbohélice que será competencia de ATR, con la novedad de que los motores están situados en pilones en la parte trasera del fuselaje, consiguiendo con ello que sea más silencioso.

El nuevo diseño utiliza el fuselaje de los aviones E1 y tendrá capacidad entre 80 y 100 pasajeros, con lo que supera la configuración máxima de ATR, que es de 72 plazas y se aproxima a su rival Dash8 400. Embraer tiene el antecedente del avión turbohélice Emb 120 Brasilia, aunque no tuvo el éxito que se esperaba. Otra cosa ha sido la producción del E195, que está teniendo cada vez más aceptación en el mercado internacional. Un avión que supera en comodidad y amplitud al CRJ-1000, siendo éste, asimismo, otro gran avión.

La anterior configuración del avión turboprop seguía un esquema más convencional

Fotos: Embraer

Anterior

Salvador, Salva

Siguiente

La Cofradía de Llanes, candidata al premio “Princesa de Asturias”

3 Comentarios

  1. Felipe
    28 agosto, 2021 at 8:05 am — Responder

    Interesante opción la propuesta de Embraer, pero ATR aún no ha movido ficha, y en cualquier momento podría presentar un ATRneo que rompa el mercado.

    También está la opción futurible de Airbus con su turboprop de hidrógeno o híbrido de gas natural, que aunque todavía es ciencia ficción y no ha pasado de la mesa de diseño, podría convertirse en la tecnología superventas de futuro para los aviones regionales.

    • Lagunero
      30 agosto, 2021 at 8:56 am — Responder

      Totalmente de acuerdo, sobre todo cuando tienen el mejor y más efectivo avión en su segmento. Lástima que sus dirigentes no se han decidido a mover ficha y sacar versiones renovadas y sobre todo una versión mayor. ¿Se imaginan por ejemplo en La Bajada de El Hierro poder llevar 100 pasajeros de golpe al aeropuerto? Eso si que sería digno de ser visto.

  2. Lagunero
    30 agosto, 2021 at 8:48 am — Responder

    Sinceramente veremos en que queda todo esto. Embraer está empezando a dar noticias con este avión en un momento en que está francamente tocada por el desplante de Boeing y la pandemia del covid. En primer lugar debemos tener en cuenta que lo que se ofrece es poco más que un diseño conceptual, pero Embraer necesita atraer la atención. Hemos de espera a ver si este avión finalmente ve la luz y que prestaciones reales ofrece. Para Binter, desligarse del Atr-72 le supone un cambio drástico, cuando son unos de los mayores especialistas en su mantenimiento y ofrecen soluciones a terceros. En esta ecuación tenemos precisamente al ATR, el cual es un excelente avión, cumplidor y robusto como no hay otros, con un coste y consumo inigualables y muchísimo más bajos que los de los reactores. Pero aquí tenemos el gran problema, el de la propia concepción de ATR. Es una joint venture donde a grandes rasgos están unidas por un lado Airbus “Francia” y por otro lado Leonardo. Esto hace que no se terminen de tomar decisiones estratégicas más allá de ir poniendo al día al propio avión y alguna pequeña mejora como el ATR 42 STOL; que no deja de ser el original, con la potencia de propulsión del mayor y algún cambio menor en los flaps. En el cajón ha quedado un interesantísimo proyecto de “ATR92”, una propuesta mayor y renovada con un éxito asegurado. Y es precisamente la naturaleza de ATR la que como decía lastra las decisiones, por un lado se han propuesto versiones de patrulla militar del avión, pero chocan con el C295. También tenemos por otro lado como ambos fabricantes son competencia en diferentes proyectos como el A400M y el C27 Spartan. Y finalmente tenemos que Airbus tiene participación mayoritaria y podría hacerse con todo el proyecto, que encima se fabrica en Toulouse, sede central de Airbus, pero parece que están más interesados en seguir exprimiendo al máximo el excelente A320. Para concluir, el cambio para Binter sería una decisión enormemente arriesgada. Dentro de que espero que el proyecto de alegrías a Embraer, espero seguir teniendo ATRS por aquí muchos años más. Pero sinceramente más les vale espabilar a Airbus porque el ATR72 es un excelente producto aunque empieza a ser necesaria una profunda actualización y sobre todo novedades si no quieren perder un marcado del que prácticamente son dueños.

Responder a Lagunero Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *