Acontecer marítimoDestacado

Segundo tramo de selección de navieras para ecoincentivos

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) ha puesto en marcha el segundo ciclo para la selección de las navieras que gestionarán las ayudas del programa de ecoincentivo marítimo correspondientes a la convocatoria de 2023. A través de este proceso se seleccionarán los operadores de los servicios que se subvencionarán con fondos NextGenerationEU para incentivar que los camiones se suban a los buques.

Las navieras podrán presentar sus propuestas hasta el próximo día 27 de enero de 2023. Para poder optar al ecoincentivo, deberán estar establecidas en un país de la Unión Europea, legalmente autorizadas para el transporte marítimo de mercancías entre dos países de UE; y tener ya operativo al menos un servicio que sea elegible.

Los servicios subvencionables deberán cumplir los siguientes requisitos:

  • Conectar un puerto español y uno de otro Estado miembro de la Unión Europea.
  • Tener dos o más frecuencias semanales. Se abre la puerta a que, de forma excepcional y justificada, se desarrolle una única frecuencia semanal.
  • Que exista una ruta alternativa de transporte de carretera para la línea, incluyendo aquellas que implican un cruce de canales o estrechos.

La ayuda vinculada a cada servicio se calculará en función del desempeño ambiental de los buques según su capacidad, ocupación media, tipo de combustible, sistema de reducción de emisiones, velocidad, emisiones en puerto y distancia marítima.

Esta segunda convocatoria cuenta con un presupuesto de 20 millones de euros y da continuidad a la convocatoria de 2022. En total, el ecoincentivo marítimo dispone de un presupuesto inicial de 60 millones de euros, distribuidos en tres anualidades iguales, aunque esta cantidad puede aumentar en función de la demanda.

Los potenciales beneficiarios de este programa de ecoincentivos son las empresas o autónomos, transportistas u operadores de transporte por carretera que pagan el flete para embarcar un camión rígido, un remolque o un semirremolque en lugar de utilizar la carretera en parte de su recorrido, cuando exista esta alternativa.

El objetivo de esta ayuda es potenciar la cuota de transporte marítimo de mercancías, reduciendo las emisiones, la congestión de las carreteras y el impacto social y económico de la actividad del transporte.

Foto: Trygve Eriksen (shispotting.com)

Anterior

Próximo estreno del buque LNG “Haugesund Knutsen”

Siguiente

Constantino II de Grecia, a bordo del catamarán “Milenium” (2000)

Sin comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *