Acontecer marítimoDestacado

Seajets canibaliza piezas del catamarán HSV-2 “Swift”

En el puerto de Salamina, Grecia, se encuentra atracado el catamarán “Swift”, en el penoso estado que se aprecia en las imágenes, como resultado del ataque que sufrió el 1 de octubre de 2016 cuando navegaba en aguas próximas a Yemen. El movimiento popular yemení Ansarolá se responsabilizó del atentado, con el resultado de 22 tripulantes muertos y graves daños estructurales.

Entre 2003 y 2013 operó para el Military Sealift Command de la U.S. Navy con el numeral HSV-2. Formaba parte del programa de la clase Spearhead, compuesto por una serie de buques de alta velocidad para el transporte de tropas, vehículos militares y equipos diversos, tanto para misiones militares como en caso de catástrofes humanitarias.

En 2013 causó baja y se devolvió a Incat, siendo alquilado en julio de 2015 a la UAE National Marine Dredging Co., etapa en la que sucedió el ataque referido. Posteriormente ha sido adquirido a precio de saldo por la compañía griega Seajets, para la canibalización de piezas y repuestos para sus buques de alta velocidad del citado fabricante.

Se aprecian daños importantes en la amura de estribor y la superestructura
Se aprecian daños importantes en la amura de estribor y la superestructura

Fotos: @HHVferry

Anterior artículo

El puerto de Melilla pierde 430.768 pasajeros en ocho meses

Siguiente artículo

La reparación del cazaminas “Turia” (M-34) durará 24 meses