DestacadoMarina Militar

Se cumplen 25 años de la botadura de la fragata “Canarias”

Se cumplen 25 años de la botadura de la fragata “Canarias” (F-86), sexta y última de la serie “Santa María”, que es la versión española, con algunas modificaciones, de la clase “Oliver Hazard Perry”, de la U.S. Navy. La construcción número 196 del astillero de la Empresa Nacional Bazán, astillero de Ferrol, forma parte de la serie F-80 que tomaría el relevo a las fragatas de la clase “Baleares”.

Pertenece a la 41ª Escuadrilla de Escoltas, formada por los buques “Santa maría” (F-81), “Victoria F-82), “Numancia” (F-83), “Reina Sofía” (F-84) y “Navarra” (F-85). Tiene su base en la Base Naval de Rota y posee una extraordinaria hora de servicios, lo que evidencia su fiabilidad y versatilidad táctica.  

En la tarde del 21 de junio de 1993 resbaló por la grada del astillero ferrolano con el ceremonial acostumbrado y tuvimos el honor de asistir al espectáculo siempre emocionante del nacimiento de un nuevo buque a la mar. En origen se iba a llamar “Galicia” y algo tuvimos que ver en su momento para que cambiase y recibiese el nombre de “Canarias”.

Jerónimo Saavedra Acevedo, presidente del Gobierno de Canarias, y su jefe de gabinete, Salvador García-Llanos, recuerdan la sugerencia que le hicimos en un viaje a bordo del jet-foil entre Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife. Saavedra, que goza de buena memoria, movió sus contactos en el Ministerio de Defensa y desde diciembre de 1994 Canarias tiene un buque de la Armada con su nombre.

A mayor abundamiento, y dicho sea con toda humildad, nuestra fue también la iniciativa para que el entonces presidente del Cabildo Insular de Tenerife, Adán Martín Menis, abanderase la propuesta de ofrecerle la bandera de combate y cuyo protagonismo, para otorgarle mayor relevancia dado que se trataba de la Comunidad Autónoma, fue cedida al entonces presidente del Gobierno de Canarias, Manuel Hermoso Rojas, cuya esposa, Asunción Varela, actuó de madrina y le hizo entrega al comandante del buque, capitán de fragata José María Heras y Sánchez-Ocaña.

El ofrecimiento oficial se hizo mediante acuerdo del Consejo de Gobierno de fecha 26 de septiembre de 1995 y la ceremonia naval se celebró en abril de 1995 en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, presidida por el entonces AJEMA José Luis Romero Caramelo y el almirante comandante de la Zona Marítima de Canarias, Amancio Rodríguez Castaños.

Portada de la publicación conmemorativa del Cabildo Insular de Tenerife
Portada de la publicación conmemorativa del Cabildo Insular de Tenerife

Fotos: Navantia Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anterior

El primer cargamento de gas natural ártico llega a Ferrol

Siguiente

Trasmediterránea se vuelca este verano en Baleares