Del país de Finlandia

Sanna Marin, primera ministra de Finlandia a sus 34 años

A pesar de su corta experiencia política e impulsada por una carrera meteórica, la socialdemócrata Sanna Marin (Helsinki, 1985) se convertirá esta semana en primera ministra de Finlandia, a sus 34 años recién cumplidos, lo que la convierte en la mujer más joven que ha ocupado dicho cargo. La vicepresidenta del SDP representa al ala más progresista y ecologista del partido, por lo que, según los analistas, se augura un giro a la izquierda en lo que resta de legislatura.

Marin llega a la cumbre de su carrera después de que el primer ministro y ex sindicalista Antti Rinne se viera forzado a dimitir la semana pasada, tras un episodio de desgaste con sus socios del centro liberal , en el que éstos amenazaron con respaldar una moción de censura si no presentaba su renuncia; lo cual obligó al SDP (Partido Social Demócrata) a elegir nuevo candidato para salvar la coalición de centro-izquierda y evitar la convocatoria de elecciones anticipadas. 

Sanna Marin dio un paso adelante y fue quien primero se postuló para suceder a su jefe, siendo elegida por muy estrecho margen de apenas tres votos frente a su oponente Antti Lindtman, que es el portavoz parlamentario del SDP. Marin ha ocupado durante los últimos seis meses la cartera del Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

En declaraciones a la prensa local finlandesa que recoge la Agencia Efe, Marin reconoce que “vengo de una familia con pocos recursos y yo no hubiera tenido posibilidades de tener éxito y progresar si no tuviéramos un sólido estado de bienestar y un buen sistema educativo». Y agrega que “soy de una familia homoparental y eso sin duda me ha condicionado para que la igualdad, la paridad y los derechos humanos sean muy importantes para mí».

Aunque nacida en Helsinki, Sanna Marin vivió su infancia en Tampere, donde se graduó en Administración Pública. En 2010 entró en el comité nacional del SDP, en 2012 resultó elegida concejal del ayuntamiento de la ciudad de su residencia y en 2015 consiguió escaño en el Parlamento de Finlandia (Eduskunta). En 2017 accedió a la vicepresidencia del SDP, cuyas riendas tomó en abril pasado, al inicio de la campaña electoral, mientras Rinne convalecía de una enfermedad.

En las últimas elecciones, el SDP logró una victoria muy ajustada, de siete mil votos, sobre Verdaderos Finlandeses, logrando así el primer éxito socialdemócrata en Finlandia en los últimos veinte años. El SDP se alió en una coalición de centroizquierda formada por cinco partidos para evitar el ascenso de la ultraderecha, razón por la cual Marin tiene por delante un trabajo considerable, en el que además de dirigir el Ejecutivo, tratará de reponer la confianza social en el SDP y frenar el ascenso del partido de Timo Soini.

Agencia Anadolu

Anterior artículo

Cinco muertos en la erupción de un volcán de Nueva Zelanda

Siguiente artículo

Douglas DC-7 de Spantax, en la frontera con el Convair CV 990