El mundo de la aviación

Saab 340A, avión turbohélice medio de proyecto sueco

A comienzos de la década de los años ochenta del siglo XX, el fabricante aeronáutico sueco Saab y el norteamericano Fairchild acordaron el desarrollo conjunto de un nuevo avión turbohélice de pasaje, que fue designado en sus orígenes como Saab-Fairchild 340. En el acuerdo comercial e industrial, Saab asumía el 65% del trabajo y su asociada el 35% restante, aunque el montaje, pruebas y entrega se realizaría en la planta situada en la ciudad de Linköping, Suecia.

El 23 de enero de 1983 voló por primera vez el primer prototipo, que cambió su denominación a Saab 340A al año siguiente, cuando el socio norteamericano salió del proyecto. Entre sus novedades figura un sistema de control activo de ruidos, que reduce sensiblemente el ruido de los motores y gana en comodidad para los pasajeros.

En 1999 cesó el programa con un saldo de 459 unidades fabricadas y siete variantes, entre ellas el Saab 340A (F), que vemos en la imagen de Joan Carles LaCruz. Se trata, en origen, de un avión con capacidad para 36 pasajeros propulsado por dos motores turbohélices GE CT7-5A2, número de serie 52, que inició su vida aeronáutica en abril de 1986 con la compañía Kendell Airines (VH-KDP). En agosto de 2002 pasó a Rex Regional Airlines y en agosto de 2005 a la aerolínea lituana Raf-Avia (YL-RAG), siendo trasformado en carguero.

Foto: Joan Carles LaCruz

Anterior artículo

Maersk anuncia una reducción de 700.000 TEUS en Algeciras

Siguiente artículo

Grupo Candina abre oficina en Santa Cruz de Tenerife