El mundo de la aviación

Ryanair siembra el caos con los vuelos cancelados

Intuíamos que Ryanair no decía la verdad en su argumento para justificar la cancelación de casi dos mil vuelos de su programación hasta finales de octubre. Crece el malestar entre los humillados pasajeros y el excéntrico Michael O’Leary –aquel que se mofó de los desesperados trabajadores de Spanair cuando la quiebra de la aerolínea– contradice lo dicho, pide disculpas y ahora dice que se trata de un error en la planificación de las vacaciones de las tripulaciones.

Dicho de otra manera, no tienen pilotos suficientes para cumplir con su programación, lo cual nos hace pensar en que tampoco dice la verdad. Más bien nos da la impresión de que hay problemas con los pilotos y los TCP’s y que un centenar de los primeros han dejado la compañía o están a punto de hacerlo, según noticias que trascienden en el sector. Dice O`Leary que asume toda la responsabilidad, bien, ¿y eso en qué se traduce? ¿va a ser sancionado?  El daño ya está hecho y causa un gran enfado entre sus clientes, que han visto alterados sus planes. 

La puntualidad de Ryanair ha caído nada menos que un 70%. Los vuelos van llenos hasta la bandera y cientos de pasajeros se quedan en tierra. No parece que el Ministerio de Fomento vaya a dejarle pasar semejante desaguisado a Michael O’Leary. Las oficinas de defensa de los consumidores están informando de los derechos que asisten a los pasajeros para que agilicen sus reclamaciones. Mientras tanto, el personal de Ryanair que hace posible que la compañía vuele todos los días también sufre las consecuencias del supuesto error de su cúpula directiva. 

Foto: Philmarin

 

Anterior

El profesor Enrique Melón, académico a perpetuidad

Siguiente

Constantino Carballo Hernández (1936-1988)