Acontecer marítimoDestacado

Rusia, Grecia y Croacia, clientes del hidro-foil Kometa 120M

Después de un paréntesis de dos décadas, la industria naval rusa vuelve a producir una nueva generación de hidro-foil, un tipo de embarcación rápida que fue muy popular en tiempos de la URSS. Sin embargo, cuando la Unión Soviética se desplomó, se suspendió la producción y ahora resurge con un proyecto remozado que, aunque no puede competir con los catamaranes y trimaranes de factura australiana, tiene un mercado potencial en líneas domésticas de Rusia y sus países de influencia, así como en Grecia y Croacia, donde es posible que veamos el nuevo Kometa 120M a partir de 2019.

Vympel, el productor del Kometa 120M, proyecta construir cinco unidades y negocia contratos para otros veinte. El hidro-foil pesa 73 toneladas, puede alcanzar una velocidad máxima de 35 nudos y tiene una autonomía de 200 millas náuticas. Tiene dos salones, uno clase business para 22 pasajeros y otro clase turista para 98 pasajeros, más cinco tripulantes. De su aspecto exterior llama la atención el acristalamiento, que se ha resuelto mediante la utilización de policarbonato óptico, cien veces más resistente que el policarbonato de silicato y diez veces más que el vidrio orgánico.

Rusia vuelve a construir hidro-foils después de dos décadas
Rusia vuelve a construir hidro-foils después de dos décadas
La apuesta de la industria naval de hidrocarburos-foil tiene un mercado potencial en Rusia, Grecia y Croacia
La apuesta de la industria naval de hidro-foils tiene un mercado potencial en Rusia, Grecia y Croacia

Fotos: Oleg Smislov / Sputnik

Anterior artículo

El ferry “Volcán de Tijarafe”, a la línea Gandía-Ibiza-Palma

Siguiente artículo

Cepsa baja un escalón en el “bunkering” en Tenerife