Acontecer marítimoDestacado

Rodman pone a flote una nueva lancha para el SVA

El astillero gallego Rodman Polyships ha puesto a flote el buque tipo Rodman 138, que corresponde a una patrullera de altura para vigilancia aduanera, contratada por la Agencia Estatal de Administración Tributaria. Es la de mayor eslora de su clase construida en poliéster reforzado con fibra de vidrio (PRFV) en Europa y es posible que también lo sea a nivel mundial, según destaca el astillero.

Rodman irrumpe en el segmento de embarcaciones de 43 m de eslora construidas en PRFV, proyectada para obtener altas prestaciones, fiabilidad, calidad de construcción y características de navegación. Como buque de vigilancia marítima y aduanera, será destinado a misiones de patrulla en la mar territorial, zona contigua y aguas internacionales. Se ha proyecto especialmente para el control del contrabando, interceptación, registro y cumplimiento de las leyes nacionales e internacionales.

Está propulsado por cuatro motores diésel de 1.500 kW de potencia cada uno e incorpora un sistema de estabilizadores. Una tripulación de 18 personas podrá alojarse en ocho camarotes y además de espacios comunes dispone también de una zona de seguridad. La autonomía estimada es de 2.000 millas, lo que le permitirá estancias prolongadas en la mar, como ventaja operativa.

Foto: Rodman Polyships

Anterior

El avión supersónico Concorde en el aeropuerto de Maiquetía

Siguiente

El crucero “Carnival Fascination” permanece en Cádiz