Acontecer marítimoDestacado

Repsol incrementa las importaciones de crudo de Venezuela

En los últimos meses, la refinería de Repsol en Escombreras ha incrementado las importaciones de petróleo crudo procedente de Venezuela. El último cargamento, y ya van cinco seguidos, ha llegado esta semana a bordo del petrolero “Sealoyalty” (IMO 9302970), abanderado en Malta y procedente de José Terminal, situada en la costa del Estado Anzoátegui, entre Puerto Píritu y Barcelona.

Según publica ABC, las importaciones de petróleo de Venezuela han aumentado a partir de octubre de 2018, después de que hubieran disminuido considerablemente entre 2016 y 2017. En 2019 ascendieron a 2,2 millones de toneladas, según datos de Cores, organismo dependiente del Ministerio de Transición Ecológica. Las importaciones de 2019 han sido las más elevadas desde 2015, en que fueron 3,1 millones de toneladas.

El receptor casi exclusivo del petróleo importado de Venezuela es la empresa Repsol y compensa las inversiones que la petrolera española ha realizado en aquel país, sumido en una importante crisis social y económica. Se trata de un pago en especie evitando con ello las sanciones de EE.UU., cuya presión en el embargo a la comercialización de hidrocarburos venezolanos fuera del país puede frustrar los planes de Repsol. A 31 de diciembre de 2019, la deuda de Venezuela contraída con España ascendía a 347 millones de euros.

El petróleo crudo que llega a España procedente de Venezuela representa el 3,5% del total de las importaciones, que en 2019 ascendieron a 66,3 millones de toneladas, casi un dos por ciento menos que en 2018, año en el que se importaron 67,5 millones de toneladas. Nigeria es el principal suministrador (16,9%), seguido de México (14,2%) y Libia (12,8%).

Repsol está presente en Venezuela desde 1991 y explota yacimientos de gas y petróleo en Perla, Quiriquire, Mene Grande y Barua Motatán. Repsol Explotación participa en empresas mixtas con Corporación Venezolana de Petróleo (CPV) y Petróleos de Venezuela (PDVSA). Aunque la petrolera española ha sido reduciendo su actividad en los cuatro últimos años, el valor de los activos en el país ascienden a 239 millones de euros, cuando a finales de 2016 eran de 2.273 millones, casi diez veces más.

Foto: José Julián Pérez Matheu

 

Anterior artículo

El embarque del yate “Playpen”, un hito en Puertos de Tenerife

Siguiente artículo

Vertido del buque “Seaspan Lahore” en el puerto de Algeciras