Erupción volcán de 2021

Remite la deformación en Jedey y preocupan los gases nocivos

20 de diciembre de 2021

La presencia de gases en las zonas evacuadas y las labores de medición y vigilancia que realizan diariamente el Grupo de Seguridad, así como el plan de retirada de las cenizas en las viviendas, las vías de acceso y los servicios públicos, centró gran parte de la reunión del comité director del PEVOLCA. 

En la reunión, en la que estuvo presente el coronel jefe del Estado Mayor de la Unidad Militar de Emergencias (UME), Pedro Aneiros, se volvió a insistir en que se mantienen vigentes todas las medidas de protección civil establecidas y que los signos de agotamiento que muestran los parámetros observables de la red de vigilancia volcánica deben mantenerse en los niveles actuales durante cinco días más para dar por finalizado el proceso eruptivo.

Actualmente hay un episodio de deformación local en la estación de Jedey, que ayer alcanzó un máximo de 8 centímetros. Y es que, aun dándose por finalizada la erupción, pueden darse episodios de sismicidad y deformaciones residuales, como ya sucedió en El Hierro, ya que se trata de procesos muy intensos que necesitan un tiempo de reajuste.

La sismicidad, que se encuentra por debajo de los 3,2 mbLg, sigue en niveles muy bajos en todas las profundidades, aunque no se descarta que puedan producirse sismos sentidos. Las deformaciones continúan sin tendencia y el nivel de tremor continúa a nivel de ruido de fondo.

La emisión visible de gases volcánicos es puntual y esporádica, concentrándose en la zona de los centros eruptivos y en los jameos de los tubos volcánicos. En algunos jameos es visible aún incandescencia, ligada a la presencia de lava en proceso de enfriamiento.

Se sigue trabajando en la monitorización de las concentraciones de gases, especialmente en La Bombilla, Puerto Naos y El Remo, que es la zona que más preocupa porque “se han detectado valores muy nocivos e incluso letales para las personas”. En las mediciones están interviniendo la UME, Guardia Civil y Policía Nacional realizando el control diario de acceso para garantizarla entrada de los vecinos y regantes, en condiciones de seguridad. Este lunes, y conforme al protocolo de acceso puesto en funcionamiento el pasado 14 de diciembre, se ha permitido el acceso a los agricultores en la zona litoral del sur de la colada, a excepción de las fincas situadas en La Bombilla, en las que se constataron presencia de gases nocivos.

Los albergados en hoteles se mantienen en 551, cinco personas menso que ayer. Del total, 387 se hospedan en Fuencaliente, 71 en Los Llanos de Aridane y 93 en Breña Baja, gestionados por Cruz Roja y los servicios municipales. Además, continúan 43 personas dependientes atendidas en centros sociosanitarios insulares.

Manto de azufre en el entorno del cono principal
Vista aérea de drone de uno de los conos del volcán
La lava ha transformado radicalmente el paisaje
El cono se encuentra en fase de fumarolas y estará así largo tiempo

Fotos: I love the World e IGME

Anterior

La planta “Tango FLNG” llega para reparaciones en Ferrol

Siguiente

Causa baja el último avión P-3M Orión del Ejército del Aire

Sin comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *