El mundo de la aviación

Relevo de tripulantes de la flota soviética en Gran Canaria

Antes de que el turismo ruso y de otros países de la extinta Unión Soviética llegara a Canarias, la presencia de los aviones de Aeroflot –entonces la aerolínea mayor del mundo– en los aeropuertos de Gran Canaria y Tenerife Sur se debía, fundamentalmente, a su papel de transportistas de los relevos de las tripulaciones de la flota pesquera de las compañías de la URSS que faenaban al sur de Canarias.

Con carácter más esporádico hacían relevos de tripulantes de buques mercantes o escala técnica en vuelos a otros países. De los trámites correspondientes en lo que a la flota pesquera se refiere se ocupaban las delegaciones de SOVHISPAN en Las Palmas y en Tenerife –Intramar lo hacía para las tripulaciones mercantes–, según el aeropuerto elegido, aunque principalmente Aeroflot operaba en Gran Canaria.

El avión protagonista de aquellos vuelos era el exitoso y ruidoso cuatrimotor Ilyushin Il-62M. Cubana de Aviación también volaba este avión cada viernes en la línea La Habana-Gran Canaria y era todo un espectáculo verlo despegar mientras los motores tronaban y consumía casi toda la pista antes de levantar el vuelo.

Foto: Jens Polster vía Enrique Vera Bencomo / Observando la Aviación II

Anterior artículo

El portaaviones italiano “Cavour”, en la base de Rota

Siguiente artículo

El buque “Grand Celebration”, varado para desguace en Alang