Universo de Volcanes

Quinto enjambre sísmico este año en el volcán Cumbre Vieja

Desde las 21:26 horas (hora canaria) del 23 de diciembre de 2020, la Red Sísmica Canaria que opera el Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN) está registrando un nuevo enjambre de eventos sísmicos de pequeña magnitud, bajo el volcán de Cumbre Vieja. De los numerosos eventos sísmicos detectados, se han localizado 68 de ellos por la Red Sísmica Canaria en La Palma hasta las 21:29 horas (hora canaria) del 24 de diciembre de 2020.

Los hipocentros caen bajo de la vertiente oeste del volcán de Cumbre Vieja a profundidades entre 20 y 30 km. La magnitud máxima observada ha sido de 1,8. En la figura se muestran los epicentros de este nuevo enjambre en color rojo y en color negro la sismicidad registrada en el volcán Cumbre Vieja durante los últimos tres años.

“Este nuevo enjambre sísmico no representa peligro alguno para residentes y visitantes de La Palma dada la pequeña magnitud y profundidad de los terremotos. Recordar que el semáforo volcánico se encuentra en posición verde, por lo tanto, desarrolle sus actividades normalmente, conozca su medio físico e infórmese que hacer en caso de un cambio de la actividad volcánica”, agrega. 

A corto y medio plazo no se prevé un cambio significativo de la actividad volcánica en Cumbre Vieja que desde el 2017 ha experimentado siete enjambres sísmicos incluyendo este que se inició el 23 de diciembre de 2020 (uno en el 2017, uno en el 2018 y cinco en el 2020).

Durante los últimos años no se han registrado desplazamientos horizontales y verticales significativos a través de la Red GPS Canaria en La Palma, “por lo tanto, no se ha observado deformación del terreno en Cumbre Vieja”.

Añade INVOLCAN que respecto al programa geoquímico para la monitorización de la actividad volcánica de Cumbre Vieja resaltar la observación de cambios significativos en la emisión difusa de hidrógeno a la atmósfera por el volcán Cumbre Vieja relacionados con los recientes enjambres sísmicos, así como una tendencia ascendente del flujo difuso de dióxido de carbono en la estación geoquímica LP04 operativa desde el año 2005 para el fortalecimiento de la monitorización geoquímica para la vigilancia del volcán Cumbre Vieja.

Foto: fotosaereasdecanarias.com

Anterior artículo

ONE fletará seis nuevos buques de 24.000 TEUS a SKK

Siguiente artículo

Punto final para el crucero de turismo “Karnika”