Acontecer marítimoDestacado

“Queen Elizabeth”, la elegancia

De nuevo en el puerto de Santa Cruz de Tenerife la elegante estampa marinera del buque “Queen Elizabeth”, que arribó esta mañana procedente de Santa Cruz de La Palma en viaje a Las Palmas. En esta oportunidad, a bordo, dos mil pasajeros y casi un millar de tripulantes, despachado por Hamilton y Cía. Durante su estancia y hasta las 18 h ha coincidido con el buque “Saga Pearl 2”.

Construcción número 6.187 del astillero Fincantieri, factoría de Monfalcone (Italia), el contrato entró en vigor el 10 de octubre de 2007. El 2 de julio de 2009 se puso en grada el primer bloque de su quilla el 5 de enero de 2010 flotó por primera vez. El 30 de septiembre se entregó a Cunard Line, después de haber efectuado las pruebas de mar y el 11 de octubre siguiente se celebró su bautizo oficial en el puerto de Southampton, en presencia de la reina Isabel II, a quien el nuevo buque rinde homenaje.

De 92.400 toneladas de registro bruto, son sus principales dimensiones 294 m de eslora total, 32,30 m de manga y 7,80 m de calado. Está propulsado por un sistema diésel-eléctrico, que consta de dos motores eléctricos ABB que suman una potencia de 40.000 Kw cada uno. El resto de la potencia eléctrica es para uso de los servicios de hotel y maniobras (propulsores laterales). En total, 64.000 kw que le permite alcanzar una velocidad máxima de 23,8 nudos. El coste de su construcción ascendió a unos 700 millones de dólares. Código IMO 9320556.

El buque "Queen Elizabeth", visto en toda su eslora por la banda de babor
El buque “Queen Elizabeth”, visto en toda su eslora por la banda de babor
El buque rinde homenaje a la reina Isabel II de Inglaterra
El buque rinde homenaje a la reina Isabel II de Inglaterra
Cunard, naviera centenaria, es sinónimo de prestigio a nivel mundial
Cunard, naviera centenaria, es sinónimo de prestigio a nivel mundial

Fotos: Jorge Santaella

Anterior artículo

A bordo del buque italiano “Costa Mágica”

Siguiente artículo

El contrato de la línea Ceuta-Algeciras se prorroga seis meses