Acontecer marítimoDestacado

Pruebas de mar del HSC “Buccoo Reef” para Trinidad y Tobago

El segundo de los dos nuevos catamaranes de alta velocidad contratados por el Gobierno de Trinidad y Tobago, nombrado “Buccoo Reef”, ha completado satisfactoriamente las pruebas de mar en aguas de la costa sur de Tasmania.  La velocidad máxima alcanzada ha superado el poco de 43 nudos “exactamente como de esperaba, con vientos fuertes y mares moderadas”, informa el astillero en su cuenta de twitter.

En unión del catamarán “APT James”, construido en el astillero de Austal en Ving Tau (Vietnam), será destinado al “puente marítimo” entre Port of Spain, en Trinidad y Scarborough, en Tobago y operado por la compañía estatal NIDCO.Aunque ambos buques debían haber entrado en servicio a mediados de 2020, se han retrasado por varias razones, entre ellas la situación sanitaria del coronavirus y su afección en el ritmo de los trabajos.

El catamarán “Buccoo Reef”, construcción Incat 094, mide 100 m de eslora y tiene capacidad para un millar de pasajeros y 239 automóviles. Está propulsados ​​por cuatro motores diésel MAN 16V28 / 33D STC, cada uno de los cuales desarrolla 7.280 kW e igual número de water jets que le permite mantener una velocidad de crucero de 37,5 nudos.

Los nuevos buques sustituirán a dos catamaranes fletados por el Gobierno de Trinidad y Tobago a Virtu Ferries: “T&T Spirit”, Incat de 98 m de eslora y “Jean de la Valette”, Austal Auto Express de 107 m de eslora, cuya operativa por el personal de NIDCO ha servido para que las tripulaciones adquieran la experiencia necesaria.

Foto: Incat Tasmania

Anterior

Cuatro pescadores muertos tras un abordaje en Turquía

Siguiente

Un tripulante muerto tras el vuelco del remolcador “Gaviota”